Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Escultura

Página visitada 6.855 veces.

El 19 de Marzo de 2010, se inauguraba el primer monumento en Galicia dedicado a los perros abandonados, perros que un día vivían con una familia que acabó abandonándoles a su suerte.

zoo_barcelona

Monumento en el zoo de Barcelona

El tema del abandono animal es algo que a todos los que les amamos nos cuesta entender, ¿cómo puedes dejar tirado a un miembro de tu familia? Totalmente vendido, expuesto a cientos de peligros, al hambre, a la sed, al frío, a la lluvia, a los coches… He de reconocer que cada vez que veo un perro abandonado, o simplemente me paro a pensar en el tema, las lágrimas acuden a mis ojos.

Y es que claro, para la mayoría de nosotros un perro NO es un juguete, es uno más de la familia. Pero para algunas “personas” es únicamente un objeto con el que los niños pueden jugar. Y cuando el perro crece, estorba y a los niños deja de hacerles gracia. Encima hay que cuidarle y sacarle a hacer sus necesidades, por no hablar del problema cuando llegan las vacaciones. Así que lo fácil, para este tipo de gente, es abandonarles.

Sigue leyendo

Share
Página visitada 3.931 veces.

En Edimburgo, capital de Escocia, nos encontramos la bella y entrañable historia de Bobby.

bobby_estatua

Estatua de Bobby

Bobby Greyfriar, fue un perro de la raza Skye Terrier muy conocido y tremendamente querido en Edimburgo gracias a la fidelidad que mostraba con su dueño, ya que, tras la muerte de éste, Bobby permaneció durante 14 años junto a su tumba, hasta que finalmente falleció.

El dueño de Bobby, John Gray, era un policía que falleció de tuberculosis el 15 de febrero de 1.858. Su leal amigo permaneció junto al féretro durante el velatorio y la ceremonia fúnebre, pero lo que asombró a todo el mundo, fue que no quiso abandonar el cementerio tras el entierro de su amo. Sin importarle si hacía frío o calor, si llovía o nevaba, el perro siempre estaba cerca de John.

Sigue leyendo

Share
Página visitada 1.493 veces.

los_perros_y_manhattan2La Galería William Secord de Nueva York está especializada en obras pictóricas del siglo XIX. Pero se diferencia de otras galerías en algo muy especial – no podría ser de otra forma, estando situada en Manhattan, uno de los distritos más famosos de la ciudad y en el que se dice que podemos encontrar casi de todo.

Su originalidad radica básicamente en el hecho de que las obras expuestas allí, tienen como protagonistas mayoritarios a perros y -aunque en menor medida- a otros animales.

Para disfrutar de estas pinturas en directo no cabe otra que tener la posibilidad de trasladarse a esta enredada metrópoli. Pero me pregunto si es posible admirar alguna colección de características similares un poco más cerca de, o incluso en, la misma España.

los_perros_y_manhattan3Mientras nos llegan las noticias de algún bondadoso lector sobre esto (que gustosamente ampliaremos en esta sección de la web) y ya que la mayoría no podemos desplazarnos hasta New York City, digamos que no son fechas…, podremos conformarnos con visitar su sitio oficial.

En él leo, entre otras cosas, que la galería fue fundada en 1990 y desde entonces, ha llegado a ser un destino muy popular para aquéllos que están interesados en arte perruno y coleccionables.

los_perros_y_manhattanEl fundador del Museo de los Perros de América, William Secord es una autoridad mundial en esta materia y el primer autor en explorar la representación de perros desde sus orígenes , pasando por el periodo en pintura tan importante de los siglos XVIII y XIX y llegando a los tiempos modernos.

Secord, es el autor del best-seller Dog Painting, 1840-1940, también del libro, Social History of The Dog in Art, así como de otros tres textos sobre cuadros de perros del S.XIX.

los_perros_y_manhattan4En su último ejemplar The American Dog at Home: The Dog Portraits of Christine Merrill, figuran entrevistas de Secord a 33 de los clientes (humanos) de Merrill – una de las más famosas pintoras retratistas de perros en América – a los que Secord visitó por todo el país, fotografiándolos con sus compañeros canes y sus colecciones.

los_perros_y_manhattan5Volviendo a la galería. En ella se muestran además de la extensa recopilación de cuadros de perros y otros animales del XIX, esculturas y trabajos en papel de numerosos artistas, puesto que aunque inicialmente la Secord era conocida por sus antiguas obras sobre nuestros amigos, finalmente se abrió al mercado contemporáneo diversificándose.

En palabras de su fundador: “Era muy difícil encontrar desde aquel siglo, a quienes sobre lienzo, consiguiesen capturar la naturaleza real de nuestras mascotas”. La situación cambió para él con artistas contemporáneos y vivos, a los que considera maestros del género: Pamela Hall, Christine Merril, Bruce Padgett y Charlotte Sorré.

Sea por la antigüedad de las pinturas o las correas de paseo, las esculturas francesas en bronce o los retratos de las mascotas favoritas de cada cual, desde este museo tan especial nos aseguran que para los amantes de los perros ¡Es lo más!.

los_perros_y_manhattan6

Fuentes para esta entrada:
http://www.dogpainting.com/index_new.cfm
http://www.amazon.com/American-Dog-Home-Portraits-Christine/dp/1851496416
http://christinemerrill.com/merrill/merrill_about.cfm

Share
Página visitada 5.339 veces.

En esta nueva entrega de Pintura y escultura vamos a hablar de dos esculturas dedicadas al El perro Fernando.

perro_fernando

El perro Fernando

Fernando fue un perro vagabundo que vivió en la ciudad de Resistencia (Argentina), en la década de 1.950. Se hizo muy popular por su afición a la música, pues asistía a fiestas privadas, bares y todo tipo de conciertos. Dicen, nunca se sabe dónde termina la realidad y empieza la leyenda, que escuchaba la música meneando su rabo, pero a la primera nota mal ejecutada gruñía. El perro tenía acceso libre a cines y espectáculos. Si había gruñido o se había ido antes de terminar la función, los críticos lo tenían en cuenta al escribir su artículo al día siguiente.

Una de sus rutinas consistía en ir cada mañana al Banco de la Nación Argentina, sobre las 6 de la mañana para entrar junto a los empleados y desayunar con el gerente.

El 28 de mayo de 1.963 encontraron a Fernando muerto junto al Banco antes nombrado. Toda la ciudad de Resistencia se despidió de este perrito que se había ganado el corazón de todos. Más de un negocio cerró sus puertas, la Banda Municipal de Música interpretó marchas fúnebres. Las casas cerraron las ventanas en muestra de respeto hacia Fernando.

Tras su muerte se celebraron varios homenajes. Entre los cuales destacamos dos estatuas realizadas en su honor.

La primera se ubica en la vereda del Fogón de los arrieros, donde podemos leer el siguiente epitafio:

A Fernando, un perrito blanco que, errando por las calles de la ciudad, despertó en infinidad de corazones un hermoso sentimiento.

estatua_perro_fernando_mosaico2

estatua_perro_fernando_mosaico3

La segunda se encuentra frente a la Casa de Gobierno provincial.

estatua_perro_fernando2

estatua_perro_fernando3

Quizás no sean unas obras magníficas en cuanto a arte se refiere, pero reflejan el cariño y amor de toda una ciudad a un perro, al Perro Fernando.

Share