Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Pastor garafiano

Página visitada 6.134 veces.

Mely nos envía unas fotografías de Romeo, su bello Pastor Garafiano, y nos comenta:

Pues mi pastor garafiano, se llama Romeo y tiene casi 8 años. Es super inteligente, tanto que a veces me sorprende y todos los días hace algo nuevo que me deja loca.
Es muy cariñoso y juguetón. Le encanta dormir y que le den masajes. Es la alegría de la casa.

Share
Página visitada 5.240 veces.
Historia Estándar Fotos
pastor_garafiano_cabeza2
Nombre: Pastor garafiano.
Otros nombres: Pastor de Garafia.
Origen: Canarias (España).
Peso: Machos: Entre 28 y 35 Kg. Hembras: Entre 24 y 30 Kg.
Altura: Machos 57-64 cm. y hembras 55-62 cm.
Color: Leonado o alobado con diversos matices. Cuando nacen son pardos con manchas blancas en pecho y patas, pero cambian de color al llegar a adultos.
Esperanza de vida: 11-13 años.
Carácter: Activo, cariñoso y nervioso.
Aptitudes: Perro pastor y de compañia.
Relación con los niños: Muy buena.
Relación con otro perros: Buena.
Alimentación: 350-375 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillados diarios.
Clasificación según la AKC: No reconocido.
Clasificación según la FCI: No reconocido.
Tamaño: Grande.
Share
Página visitada 1.554 veces.
Ficha Estándar Fotos
pastor_garafiano_cabeza2
El pastor garafiano ha estado ligado desde sus orígenes al pastoreo, actividad para la que muestra especial aptitud, aunque en la actualidad ha cobrado gran importancia como animal de compañía.
Durante cierto tiempo, esta raza estuvo al borde de su desaparición debido al mestizaje con otras razas de perro. Los sucesivos cruces, especialmente a partir de los años 60 del siglo XX con otras razas de perros pastores, evidenciaban la necesidad de trabajar por su recuperación y selección a partir de los pocos ejemplares puros de la raza que conservaban los pastores de la isla.
Para evitar esta desaparición se creó el grupo de trabajo para la recuperación del pastor garafiano, que pasaría a convertirse en la asociación española del perro pastor garafiano, cuyo presidente actual es Antonio Manuel Díaz Rodríguez.
Entre los objetivos de la asociación se encuentra la elaboración de censos, la creación de núcleos de reproducción, la participación en muestras y ferias caninas, etc.
El pastor garafiano ha sido presentado en las muestras de razas autóctonas que se han celebrado en Canarias, así como en las exposiciones internacionales celebradas en Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria.
El departamento de etnología de la facultad de veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria ha llevado a cabo varios estudios sobre la raza, que fueron presentados en el Simposium de razas autóctonas celebrado en Córdoba en marzo de 1992.
En la actualidad, esta raza es muy abundante en la isla y el futuro parece halagüeño debido al creciente interés por estos animales, no sólo por parte de los pastores sino también de personas que buscan un animal de compañía.
Share
Página visitada 1.276 veces.
Ficha Historia Fotos
pastor_garafiano_cabeza2
Aspecto general: Lupoide, mediolíneo o moderadamente longilíneo, eumétrico, de tamaño mediano a grande, grupa ligeramente más alta que la cruz, cuello más bien corto y cabeza pequeña con relación al cuerpo.
La aptitud fundamental es el pastoreo, aunque asimila cualquier tipo de adiestramiento, incluso guarda. Constituye un adecuado perro de compañía.
Temperamento/Comportamiento: Carácter dócil, seguro de sí mismo. Suele recibir a los extraños con una actitud típica: ladridos sueltos, al tiempo que pliega las orejas, mueve la cola y gira ligeramente la cabeza mostrando la comisura de los labios. De apariencia tranquila y reposada, se muestra muy activo cuando está trabajando.
Cabeza: Prácticamente dolicocéfalo. Cabeza de forma cónica, pequeña en relación con el cuerpo. Presenta una longitud de unos 24 cm. y una anchura de 18 cm.
Frente: Ligeramente abombada, lo que resalta por la implantación algo trasera y separada de las orejas.
Orejas: Pueden presentarse partidas o con tendencia a partir hacia delante. También pueden aparecer enhiestas, observándose entonces una tendencia a mantenerlas plegadas ante el menor estímulo, mostrando su cara interior.
Trufa: Siempre negra.
Stop: Suave y poco pronunciado.
Ojos: Oblicuos, de color castaño, y algo próximos. Mirada vivaz.
Párpados: Pigmentados, de contorno elipsoide, órbitas poco sobresalientes y cuencas adelgazándose gradualmente hasta la trufa, siendo ésta muy pigmentada.
Mejillas: De tamaño mediano, bien pobladas de pelos.
Labios: Bien cerrados, breves, recogidos y muy pigmentados.
Mentón: Muy poco aparente.
Boca: La dentición presenta cierta variabilidad, encontrándose ejemplares con mayor o menor número de piezas del normal. La mordida es en pinza a fin de evitar lesiones al ganado.
Nuca: Poco marcada.
Cuello: Corto, con el borde superior bien musculado. Muy poblado de pelo en su totalidad, especialmente en la garganta. No presenta papada.
Cuerpo:
Diámetro dorso-esternal amplio, con costillares algo arqueados y gran capacidad torácica.
Cruz: Musculosa, en un plano ligeramente inferior al de la grupa, provocando una línea dorso-lumbar recta y levemente ascendente hacia la zona sacra.
Lomo: Bien musculado aunque ligeramente estrecho. La punta del anca, al igual que la de la nalga, no sobresalen excesivamente, conformando una cadera de contorno suaves.
Flancos: Cortos, ligeramente musculados y bien marcados, presentando un vientre recogido, que hace que la ingle sea profunda.
Aparato genital: Proporcional al resto del cuerpo, con el prepucio bien cubierto de pelo.
Cola.
Muy poblada, en sable o ligeramente enroscada, pero nunca sobre el lomo. Su longitud no suele rebasar el corvejón.
Extremidades:
Miembros anteriores:
Apariencia general: Espalda larga y musculosa, al igual que el brazo.
Brazo: Oblicuo.
Articulaciones del hombro y del codo: Muy fuertes.
Antebrazo: Perpendicular al suelo.
Carpo: Sigue la línea vertical del antebrazo.
Metacarpo: Muy inclinado hacia delante.
Miembros posteriores:
Muslo: Ancho y bien musculado. Nalga algo convexa.
Rodilla: Situada en la línea imaginaria que une la punta del anca verticalmente con el suelo.
Pierna: Larga y musculosa. Corvejón ancho y tenso.
Metatarso: Robusto, enjuto y perfectamente aplomado.
Pies:
Mano: Ovalada, de dedos apretados y uñas fuertes, curvadas y pigmentadas, al igual que las almohadillas plantares. Carece de espolones.
Pie: Al igual que en la extremidad anterior, característico pie de liebre. Puede presentar o no espolones.
Pelaje:
Pelo: Abundante, más o menos largo, de textura suave en unos casos y algo áspero en otros, acumulado principalmente en la base de las orejas, cuello, faldones, cola, arista posterior de las patas delanteras y entre los dedos. Liso en el hocico, frente, parte anterior de las patas delanteras y en las traseras, del corvejón hacia abajo.
Color: Capa leonada o alobada, en sus diferentes matices. Los leonados muy claros se confunden con el color barquillo. Excepcionalmente se puede presentar algún ejemplar melánico. Los cachorros nacen pardos, color que cambia al llegar a adultos, y en algunos aparecen pelos o pequeñas manchas blancas en el pecho, dedos o punta de la cola que suelen desaparecer al crecer.
Talla:
Altura a la cruz.
Machos: 57 – 64 cm.
Hembras: 55 – 62 cm.
La grupa siempre mide de 1 a 3 cm. más.
Peso:
Machos: 28 a 35 Kg.
Hembras: 24 a 30 Kg.
Existen ejemplares de superiores o inferiores pesos y medidas, debido a hibridaciones o a un cuidado deficiente.
Share