Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Mastín español

Página visitada 6.354 veces.
perrosyasma

Los perros y los niños, compañeros inseparables

Todo el mundo sabe que convivir con un animal es altamente beneficioso para un niño pequeño en muchos sentidos. Hacerse responsable de parte de los cuidados de la mascota, tener un vínculo especial de amistad con otra especie mejora la empatía e incluso verle morir es positivo, ya que ayuda a que asuma de modo más fácil y natural el ciclo de la vida.

Además, los niños suelen ser unos amigos incondicionales de los perros. Los pequeños de la casa tienen una gran habilidad para integrar al perro en sus juegos, por ejemplo jugando con una pelota o al escondite. Generalmente los perros, sobre todo los cachorros, también hacen buenas migas con los niños. Pero el carácter del perro es decisivo a la hora de formar una buena pareja con el niño. Los factores más importantes para conseguirlo son la paciencia, el equilibrio y el gusto por el juego.

Sigue leyendo

Share
Página visitada 2.804 veces.
Ficha Historia Fotos
mastin_espanol_cabeza
Aspecto general: Es un perro de gran talla, hipermétrico y de proporciones medianas. Estructura sub-longilínea. Bien proporcionado, muy potente y musculado. Esqueleto compacto. De gran cabeza y cuerpo con pelo semilargo. Deben buscarse la proporcionalidad y la armonía funcional, tanto en estática como en movimiento. Su ladrido es ronco, grave y profundo, de una gran intensidad, percibiéndose a considerable distancia.
Proporciones importantes: Largo del cuerpo superior a la alzada a la cruz. La relación entre la longitud del cráneo y la del hocico debe ser 3/2.
Temperamento/Comportamiento: Se trata de un perro muy inteligente, no desprovisto de belleza; su expresión manifiesta ambas cualidades.
Rústico, cariñoso, manso y noble, resulta un perro de gran firmeza ante las alimañas y los extraños, en especial cuando se encuentra defendiendo fincas o ganados. En su comportamiento se observa que es un perro seguro de sí mismo, dosificador de sus fuerzas por ser conocedor de su enorme potencia.
Cabeza: En conjunto grande, fuerte y troncopiramidal de anchas bases. El conjunto cráneo-hocico, visto de arriba, debe ser cuadrado y uniforme, y sin una disminución muy marcada entre la base del hocico y los temporales. Las líneas cráneo-faciales moderadamente divergentes.
Región craneal.
Cráneo: Ancho, fuerte, de perfil subconvexo. La anchura del cráneo debe ser igual o superior a su longitud. Senos frontales acentuados. Cresta occipital marcada.
Depresión naso-frontal (Stop): Suave, poco acentuada.
Región facial.
Trufa: Negra, húmeda, grande y ancha.
Hocico: Perfil recto. Visto de arriba aparece moderadamente rectangular, disminuyendo paulatinamente hacia la trufa, conservando una ostensible anchura. En ningún caso puntiagudo.
Labios: El superior debe cubrir ampliamente al inferior; el inferior con mucosas desprendidas forma comisura labial muy laxa. Las mucosas deben ser negras.
Mandíbulas/Dientes: Mordida en tijera. Dientes blancos, fuertes y sanos. Colmillos grandes, afilados y formando buena presa. Molares fuertes y potentes. Incisivos más bien pequeños. Existen todos los premolares. Paladar negro, con crestas muy marcadas.
Ojos: Pequeños en relación al cráneo, preferiblemente oscuros, de color avellana, de mirada atenta, noble, dulce e inteligente, de gran severidad ante un extraño. Párpados de piel gruesa, pigmentados en negro. El párpado inferior deja ver parte de la conjuntiva.
Orejas: Medianas y caídas, de forma triangular, planas, insertadas por encima de la línea de los ojos. En reposo caídas y pegadas a las mejillas, sin resultar demasiado adosadas al cráneo. En atención separadas de la cara y parcialmente erguidas en su tercio supero-posterior. No deben ser amputadas.
Cuello: Troncocónico, ancho, fuerte, musculado, flexible. Piel gruesa y despegada. Papada doble de amplio desarrollo.
Cuerpo:
En conjunto: Rectangular. Fuerte y robusto, denotando gran potencia, pero flexible y ágil.
Línea superior: Recta, horizontal, incluso en movimiento.
Cruz: Bien marcada.
Espalda: Potente, musculada.
Lomo: Largo, ancho y poderoso, se estrecha a medida que llega al ijar.
Grupa: Ancha y fuerte. Su inclinación es de unos 45° con relación a la horizontal. Alzada a la grupa igual a la alzada a la cruz.
Pecho: Ancho, profundo, musculado y poderoso. La punta del esternón marcada. Costillas con amplios espacios intercostales y redondeadas, no planas. La relación alzada a la cruz/perímetro mínimo torácico debe ser aproximadamente de alzada más 1/3.
Vientre y flancos: Vientre muy moderadamente recogido; los ijares descendidos y los flancos muy amplios.
Cola.
De nacimiento muy grueso e inserción media. Fuerte, flexible y poblada de pelo más largo que en el resto del cuerpo. En reposo su porte es bajo, llegando cumplidamente hasta los corvejones, a veces acodada en su cuarto final. Cuando el animal está en movimiento, o excitado, la levanta en sable, con rosca en su final, pero nunca doblada en su totalidad, ni descansando sobre la grupa.
Extremidades:
Miembros anteriores:
En conjunto: Perfectamente aplomados, rectos y paralelos vistos de frente. La longitud del antebrazo debe ser triple a la del metacarpo. Fuertes de hueso con metacarpos potentes.
Espalda: Oblicua, muy musculosa. Más larga que el antebrazo. Angulo escápulo-humeral próximo a los 100°.
Brazo: Fuerte, de longitud similar a la de la escápula.
Codo: Bien pegado al tórax. Angulo húmero-radial próximo a los 125°.
Antebrazo: Fuerte, de hueso perpendicular.
Metacarpo: Visto de lado poco inclinado. Es prácticamente en continuación del antebrazo; fuerte de hueso.
Miembros posteriores:
En conjunto: Potentes, musculados. Vistos de lado adecuadas angulaciones en forma de amplios ángulos articulares. Correctos aplomos, vistos de atrás y de perfil. Corvejones sin desviaciones. Deben ser capaces de impulsar al perro con facilidad, fuerza y elegancia.
Muslo: Fuerte y musculoso. Angulo coxo-femoral cercano a los 100°.
Rodilla: Angulo femoro-tibial cercano a los 120°.
Pierna: Larga, musculosa y fuerte de hueso.
Corvejón: Angulo abierto, cercano de los 130°.
Metatarso: Bien marcado, con nítida apreciación del tendón. Presencia o no de espolones que pueden ser simples o dobles, admitiéndose su amputación.
Pies:
Pies delanteros: De gato. Dedos apretados. Falanges fuertes, altas y bien arqueadas. Uñas y almohadillas robustas y duras. Membrana interdigital moderada y provista de pelo.
Pies traseros: De gato. Ligeramente ovalados.
Movimiento: La marcha preferida es el trote, ha de ser armónico, poderoso sin tendencia a la lateralidad. Sin ambladura.
Piel: Elástica, gruesa, abundante y de color rosácea, con pigmentaciones más oscuras. Todas las mucosas deben ser negras.
Pelaje:
Pelo: Tupido, grueso, semilargo, liso, repartido por el cuerpo hasta los espacios interdigitales.
Se distinguen dos tipos de pelo, uno de cobertura sobre el dorso y otro de protección sobre los costillares y flancos. Más corto en los miembros y más largo y sedoso en la cola.
Color: Indeterminado, siendo los más apreciados los colores uniformes, amarillos, leonados, rojos, negros, lobatos y cervatos. Asimismo son apreciados los colores combinados, por ejemplo atigrados, píos y corbatos.
Talla: No existen límites máximos de talla, siendo apreciados dentro de armoniosas proporciones, los ejemplares de mayor alzada.
Altura a la cruz.
Mínimo en los machos: 77cm.
Mínimo en las hembras: 72 cm.
Estas alzadas de desea sean superadas ampliamente, siendo convenientes rebasen los machos 80 cm y las hembras 75 cm
Faltas: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.
Faltas leves.
Perfiles del hocico acarnerados, sin exceso.
Mordida en pinza; ausencia de algún premolar.
Línea dorso-lumbar débil, distorsionada y ondulante durante la marcha.
Metacarpos, metatarsos y pies débiles, no en exceso.
Timidez, no excesivamente acentuada.
Faltas graves.
Aspecto frágil o linfático exagerado.
Hocico puntiagudo.
Prognatismo superior moderado.
Ausencia de varios premolares o caninos si no se deben a un traumatismo.
Entropión o ectropión excesivo.
Amputación en orejas.
Cola apoyada sobre la grupa.
Línea dorso-lumbar ensillada.
Alzada a la grupa notablemente superior a la alzada a la cruz.
Amputación en la cola.
Aplomos incorrectos: débiles o desviados.
Corvejones de vaca, durante la marcha o en estación.
Braceos laterales durante la marcha.
Pelo ondulado, rizado o excesivamente largo.
Carácter desequilibrado, excesiva timidez, cobardía o exagerada agresividad.
Faltas eliminatorias.
Perro agresivo o temeroso.
Ojos claros acompañados de trufa o mucosas despigmentadas.
Nariz partida.
Cualquier grado de prognatismo inferior; prognatismo superior excesivo.
Ojos claros.
Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
Share
Página visitada 1.147 veces.
Ficha Estándar Fotos
mastin_espanol_cabeza
Durante siglos, el Mastín ha acompañado a los rebaños de ovejas trashumantes que recorrían las cañadas reales leonesas atravesando de Norte a Sur la Península Ibérica, defendiendo al ganado del ataque del lobo; el mastín contaba con la protección de su abundante papada así como con carlancas o carranclas, especie de collares gruesos de metal con pinchos. En algunos lugares es conocido como perro merinero por acompañar al ganado ovino de raza merina.
A finales del siglo XIX con la desaparición de la Mesta y de los traslados de ganado, el mastín sufrió un retroceso, que se acentuó durante el siglo XX y de forma más drástica después de la Guerra civil española y su consiguiente periodo de escasez.
El primer patrón racial del mastín fue realizado por la FCI en 1946, basándose en las características de tres ejemplares del centro de España, estos ejemplares eran del tipo ligero, que aún quedaban en las explotaciones ganaderas y que también eran usados para la caza.
En 1981 se creó la Asociación Española del Perro Mastín Leonés, que organizó un programa de cría buscando el tipo de mastín grande y fuerte de tiempos pasados y redactó un nuevo patrón racial.
Share
Página visitada 4.287 veces.
Historia Estándar Fotos
mastin_espanol_cabeza
Nombre: Mastín español.
Otros nombres: Mastín leonés, Mâtin Espagnol, Spanischer Mastiff y Spanish Mastiff.
Origen: España.
Peso: Machos: Entre 80 y 100 Kg. Hembras: Entre 55 y 77 Kg.
Altura: Machos a partir de 77 cm. y hembras a partir de 72 cm.
Color: Cualquier color, prefiriéndose los colores uniformes y atigrados.
Esperanza de vida: 10-13 años.
Carácter: Leal y devoto con la familia, pero firme ante extraños.
Aptitudes: Perro guardián.
Relación con los niños: Muy buena.
Relación con otro perros: Buena con los perros conocidos, hostil con los extraños.
Alimentación: 900-950 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillados frecuentes.
Clasificación según la AKC: No reconocido.
Clasificación según la FCI: Grupo 2: Perros tipo Pinscher y Schnauzer Molosoides y perros tipo montaña y boyeros suizos > Molosoides.
Tamaño: Gigante.
Curiosidades: Mastín español es el perro que aparece en “Las Meninas” de Velazquez.
Muchos ejemplares tienen un doble espolón en las patas traseras.
Share