Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Beagle Harrier

Página visitada 1.739 veces.
Historia Estándar Fotos
beagle-harrier3
Nombre: Beagle Harrier.
Otros nombres: —.
Origen: Francia.
Peso: Entre 18 y 20 Kg.
Altura: 45-50 cm.
Color: Tricolor con fuegos más o menos intensos.
Esperanza de vida: 12-13 años.
Carácter: Cordial, valiente e independiente.
Aptitudes: Perro de caza.
Relación con los niños: Buena.
Relación con otro perros: Buena.
Alimentación: 350-375 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Algún cepillado ocasional.
Clasificación según la AKC: No reconocido.
Clasificación según la FCI: Grupo 6: Perros tipo sabueso, perros de rastro (exceptuando lebreles) y razas semejantes > Perros tipo sabueso.
Tamaño: Mediano.
Share
Página visitada 984 veces.
Ficha Estándar Fotos
beagle-harrier3
Este astuto sabueso concilia los atributos de dos conocidas razas de origen británico, de las cuales desciende: el Beagle y el Harrier.
Se sabe que estos dos pertenecen a un linaje muy antiguo: el origen del Beagle debe de remontar al año 1300 y el del Harrier probablemente a 1200, ambos utilizados en la caza.
Hay dos teorías que explican el aparecimiento del Beagle Harrier. La primera defiende que su origen es francés y remete el cruce entre aquellas dos razas para finales del siglo XIX. Barón Gérard Grandin habría sido el criador francés que arriesgara a tal cruce, con el intuito de obtener a un sabueso con la constitución física del Harrier y los instintos del Beagle para la caza.
La segunda teoría afirma que esos cruces existían ya en Gran Bretaña hace mucho tiempo (siglo XVII), pero habrían sido rechazados por algunos cinófilos que pretendían preservar la pureza original de aquellos dos linajes. Esta resistencia hizo que las crías fueran exportadas a Francia, donde adquirieran un considerable prestigio bajo la orientación de Barón Gérard Grandin.
La versión que parece reunir mayor consenso es la primera, ya que es en ese país que la creación de este sabueso adquiere dimensión y notoriedad. Barón Gérard Grandin es incluso el autor del primero estándar de esta estirpe, que se estabilizó cerca de 1987.
Durante su desarrollo, muchos pretendían a que fuera más dominante la influencia del Beagle y otros que fueran más salientes los atributos físicos del Harrier. Esto no se ha realizado, ya que el Beagle Harrier heredó equilibradamente el patrimonio genético de sus antecesores.
Este perro de porte medio demuestra ser incansable en la caza de venados y jabalís (especialidad del Harrier) como en la caza de raposas y liebres (especialidad del Beagle).
Su armoniosa y resistente constitución le permite cazar durante horas y consta que es muy persistente desempeñando a esta tarea. Aún hoy estos perros trabajan en pequeñas jaurías.
Su estándar ha sido oficialmente reconocido por la Fédération Cynologique Internationale en 1974, considerándolo como un animal francés ya que la raza se crió y fijó en Francia. A este perro se le ve relativamente poco fuera de su país natal y al ring de exposiciones.
Share
Página visitada 1.355 veces.
Ficha Historia Fotos
beagle-harrier3
Aspecto general: Es de proporción mediana, armonioso, equilibrado, distinguido, ágil y vigoroso.
Cabeza: Moderadamente grande.
Región craneal.
Cráneo: bastante amplio y voluminoso. La protuberancia occipital es apenas marcada. La caña nasal es más bien recta, nunca arqueada.
Depresión naso – frontal (stop): no es marcado.
Región facial.
Trufa: desarrollada, de color negro.
Hocico: su longitud es notablemente igual a la del cráneo. Nunca es cuadrado, pero, visto de lado se adelgaza, aunque sin ser puntiagudo.
Belfos: cubren la mandíbula inferior.
Ojos: son de color oscuro, Están bien abiertos y su expresión es franca, vivaz e inteligente.
Orejas: son más bien cortas y semi-anchas. Su inserción se sitúa sobre la línea del ojo. Hacia la mitad de la oreja, son ligeramente redondeadas. Caen planas a lo largo del cráneo y su parte inferior se dobla levemente en forma de un tenue óvalo.
Cuello: Es suelto, aunque está bien junto a los hombros. Visto de perfil, es ligeramente redondeado en su parte superior.
Cuerpo:
Espalda: corta, bien acentuada y musculosa.
Lomo: fuerte y musculoso, puede ser ligeramente arqueado.
Vientre: nunca se presenta muy levantado, más bien lleno.
Pecho: es bien profundo, aunque nunca muy plano, lo cual reduciría demasiado la caja torácica. El esternón se extiende muy bien hacia atrás. Las falsas costillas, sin ser cilíndricas, deben sin embargo ser largas y lo bastante ceñidas para contribuir con una caja torácica adecuada.
Extremidades:
Miembros anteriores:
Son fuertes y perfectamente planos.
Hombros: son largos, oblicuos y musculosos.
Miembros posteriores:
Ancas: son bien separadas, oblicuas y fuertes.
Muslos: bien descendidos, redondeados y musculosos.
Corvejones: situados cerca del terreno, bien dirigidos.
Pies:
Ni muy largos ni alargados, sino que están bien juntos; las almohadillas son bien grandes y duras.
Movimiento: Es suelto, ágil y libre.
Pelaje:
Pelo: Es bastante denso y aplanado; no es muy corto.
Color: Tricolor (leonado con manto negro y blanco) con manchas fuego más o menos subidas, pálidas o carbonadas. El manto no es importante. Ya que existen Harriers color gris, los tricolores gris y los gris y blanco no pueden ser ni descalificados, ni penalizados por tener este color.
Talla:
Altura a la cruz.
45 – 50 cm.
Faltas: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación del estándar.
Apariencia temerosa, carente de vigor o de inteligencia.
Cabeza demasiado gruesa.
Depresión naso frontal (stop) demasiado marcada.
Despigmentación parcial de la nariz.
Caña nasal arqueada.
Hocico demasiado corto y cuadrado, o demasiado puntiagudo.
Orejas torcidas (cruce con sangre francesa).
Prognatismo superior o in­ferior.
Pies planos o aplastados.
Despigmentación del escroto.
Share