Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Afganistán

Página visitada 1.832 veces.
Historia Estándar Fotos
galgo_afgano_cabeza
Nombre: Galgo afgano.
Otros nombres: Lebrel afgano, Baluchi Hound, Sage Baluchi, Tazi y Ogar Afgan.
Origen: Afganistán.
Peso: Entre 25 y 30 Kg.
Altura: Machos 68-74 cm. y hembras 63-69 cm.
Color: Son admitidos todos los colores.
Esperanza de vida: 11-13 años.
Carácter: Independiente, tranquilo y distante con extraños.
Aptitudes: Perro guardián, de caza y de compañia.
Relación con los niños: Buena.
Relación con otro perros: Buena.
Alimentación: 450-500 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillado frecuente y un baño al mes.
Clasificación según la AKC: Grupo 2: Perros de rastreo y sabuesos.
Clasificación según la FCI: Grupo 10: Lebreles > Lebreles de pelo largo y ondulado.
Tamaño: Grande.
Curiosidades:
El mantenimiento del pelo del Lebrel Afgano es exigente, necesita tres sesiones de cepillado a la semana y un baño mensual.
El Afgano se adapta bien a vivir en el interior del hogar siempre y cuando se le saque a pasear, como mínimo, una hora. También es un perro que necesita mucho tiempo de vida social, sino se puede volver reservado e introvertido.
Share
Página visitada 998 veces.
Ficha Estándar Fotos
galgo_afgano_cabeza
El origen del galgo afgano es antiquísimo, con los primeros registros aproximadamente en el año 1000 a. C., en la zona donde se encuentra actualmente Afganistán. Fue utilizado como perro de caza.
La antigüedad de esta raza aún no ha sido corroborada por nadie, pero los primeros registros datan del siglo XIX, lo cual no significa que no existieran antes, sino que los nómadas afganos no se molestaban en dejar constancia de la raza por escrito. La primera ilustración hecha de un lebrel afgano es del año 1813. Esta raza llegó a Inglaterra en 1920 y no tardó en triunfar, siendo reconocida por el club británico Kennel sólo seis años después.
En el año 1880, cuando finalizó la guerra entre afganos y británicos, los oficiales del ejército británico se llevaron a casa algunos de estos canes, cuyas características como perros de caza en las duras condiciones de las montañas afganas, habían llamado su atención.
En Europa, el galgo afgano ha mantenido su actividad natural como perro pastor y de caza, tarea que ya hacía en su tierra de origen. También, gracias a su elegante aspecto, agilidad y velocidad, se ha convertido en perro de compañía y de carreras.
Share
Página visitada 965 veces.
Ficha Historia Fotos
galgo_afgano_cabeza
Aspecto general: Da la impresión de fuerza y nobleza, combinando rapidez y fortaleza. La cabeza es llevada en alto con orgullo.
Temperamento/Comportamiento: La expresión oriental es típica de la raza. El Afgano lo mira a uno y mira a través de uno. Es majestuoso y distante, con una cierta sutil fiereza.
Cabeza:
Región craneal.
Cráneo: Largo, no demasiado estrecho, con una protuberancia occipital bien marcada. Bien proporcionado y cubierto de un mechón de pelo largo.
Depresión naso-frontal (Stop): Ligera.
Región facial.
Trufa: De preferencia negra; se permite el color hígado en perros con pelaje claro.
Hocico: Largo, con mandíbulas poderosas.
Mandíbulas/Dientes: Mandíbulas fuertes con una perfecta, regular y completa mordida en tijera es decir, que los incisivos superiores se superponen estrechamente a los inferiores y los dientes están colocados verticalmente en el maxilar. Se permite la mordida de pinza.
Ojos: De preferencia oscuros, aunque no se excluyen los tonos dorados. Casi triangulares, desde el ángulo interno elevándose ligeramente oblicuos hacia el ángulo externo.
Orejas: De inserción baja y colocadas muy atrás de la cabeza, llevadas muy cerca de la cabeza, cubiertas de pelo largo sedoso.
Cuello: Largo, fuerte, sostiene el porte orgulloso de la cabeza.
Cuerpo:
Espalda: Recta, moderadamente larga, con buena musculatura.
Lomo: Recto, amplio y más bien corto.
Grupa: Ligeramente caída hasta la inserción de la cola. Huesos de la cadera bastante prominentes y separados.
Pecho: Costillas moderadamente arqueadas, pecho bien profundo.
Cola.
No demasiado corta. De inserción baja y formando un anillo en su extremo. La lleva en alto durante el movimiento. Cubierta de pelo en forma de pluma delgada.
Extremidades:
Miembros anteriores:
Rectos, provistos de huesos fuertes; vistos desde el frente están alineados con los hombros.
Escápulas: Largas e inclinadas, colocadas bien atrás, dotadas de buena musculatura siendo fuertes sin parecer pesadas.
Húmero: Largo e inclinado.
Codos: En perfil vertical, debajo de la cruz, pegados a la caja torácica, sin presentar desviaciones hacia afuera o hacia adentro.
Metacarpos: Largos y flexibles.
Miembros posteriores:
Poderosos. Con gran longitud entre la cadera y los corvejones y, comparativamente, distancia corta entre las articulaciones tibio-tarsianas y los pies.
Rodilla: Bien angulada y bien dirigida.
Espolones: Pueden ser extirpados.
Pies:
Pies anteriores fuertes y muy grandes tanto en su largo como en ancho, cubiertos de pelo largo y grueso; dedos arqueados. Las almohadillas apoyan firmemente sobre el suelo. Pies posteriores largos, aunque no tan anchos como los anteriores, cubiertos de pelo largo y grueso.
Movimiento: Fluido y elástico con un estilo muy distinguido.
Pelaje:
Pelo: Sobre las costillas, en los miembros anteriores y posteriores y en los flancos es largo y de textura muy fina. En perros adultos, desde los hombros hacia atrás y a lo largo de la montura es corto y apretado. A partir de la frente y hacia atrás el pelo es largo y forma un mechón marcado, largo y sedoso (“top-knot”). El pelo en la región facial es corto. Las orejas y las extremidades están bien cubiertas de pelo. Los metacarpos pueden carecer de pelo. El pelaje debe presentar un desarrollo natural.
Color: Son admitidos todos los colores.
Talla:
Altura a la cruz.
En machos: de 68 a 74 cm.
En hembras: de 63 a 69 cm.
Faltas: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.
Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
Share