Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Ficha Estándar Fotos
dogo_argentino_cabeza2
En la década de 1.920, Antonio Nores Martínez (junto a su hermano Agustín, su padre Antonio y unos tíos) decidió crear una raza de presa que reuniera las mejores cualidades del “perro de pelea cordobés”, pero con unas dimensiones y una fuerza física superiores. Además, quería conseguir un perro que tuviese aptitudes para la caza en jauría, especialmente de jabalíes, pero que fuese capaz de batir o parar él sólo a la presa en combate hasta la llegada de su amo o el resto de la jauría.
Antonio utilizó como base al “perro de pelea cordobés”, una mezcla de razas introducidas en la Argentina por los residentes ingleses, bull terrier y bulldog, con razas que habían llevado a América los españoles, como el alano español y el mastín español. A estos cruces, que resultaban imbatibles en las peleas de perros, Antonio le sumó líneas de sangre bull terrier y Mastín del Pirineo. Así, en la decimotercera generación, Antonio comprobó que había creado una “máquina de guerra” perfecta, un perro de combate invencible. Los perros blancos de Antonio se hicieron famosos pues ningún otro perro podía vencerlos en los rings. Se crea así la familia Araucana.
Más tarde Antonio se propuso legalizar el perro que había creado, porque los combates, pese a ser su pasión, estaban prohibidos en todo el mundo. Además, le fascinaba la idea de poder cazar directamente con un perro que levantara, siguiera y capturase la presa. La familia Araucana no servía para la caza debido a que eran muy agresivos entre si, muy pesados en relación a su altura y carecían de olfato. Entonces Antonio introdujo sangre de Pointer, creando la familia Guaraní. Estos dogos mantenían el espíritu luchador de la familia Araucana, pero eran más resistentes para perseguir la presa, tenían mejor olfato y mno se peleaban tanto entre sí.
Tras varios años de cruces, selecciones y adecuada gimnasia funcional hasta que hacia finales de la década de 1.940, Antonio logró consolidar al dogo argentino actual, reconocido como el perro de caza mayor por excelencia.
En 1.946 se organizó un combate público de presentación de la raza entre Añá, un extraordinario ejemplar de dogo argentino y un jabalí reproductor de 5 años. Fue una dura prueba para Aña, de cuya lucha salió victorioso, pues lo rindió en cuarenta minutos, terminando la pelea en perfecto estado físico. El combate fue filmado y despertó en los cinófilos una gran admiración por el dogo (“El Dogo Argentino”, por Paolo Vianini, Editorial De Vecchi, 2.006).
En 1.947 Agustín organizó un combate en el Club de los Españoles de Morón entre Chino, un dogo argentino y un toro negro criollo, gran luchador. Tras un buen rato de combate, que le provocó a Chino una fractura de fémur, éste logró prenderse de la nariz del toro, el cual, en unos minutos, no pudo resistir más el dolor y se arrodilló. Chino no lo soltó. El final fue realmente una fiesta para el público español. Francisco, otro hermano de Antonio, entró en la arena y habló a Chino que soltó a su presa y le siguió cojeando (“El Dogo Argentino”, por Paolo Vianini, Editorial De Vecchi, 2.006.)
Agustín fue un gran difusor de la raza, logrando finalmente su reconocimiento como tal (ver carta enviada por el Dr. Agustín Nores Martínez a la FCA). El estándar se publicó en la revista “Diana” en 1.947. El reconocimiento oficial en Argentina tuvo lugar en 1.964, y el internacional en 1.973. Podemos leer la carta enviada por el Dr. Agustín Nores Martinez a la Federacíon Cinológica Argentina solicitando la apertura de registros genealógicas de la raza, donde hace un pormenorizado relato de la virtudes y potencial del Dogo Argentino.
En las últimas décadas el dogo argentino ha sido introducido con mucho éxito en Estados Unidos y varios países de Europa. Hoy en día pueden encontrarse muy buenos criadores en distintos países del mundo y por supuesto en Argentina, cuna del dogo, que cuenta con criadores de excelencia. Actualmente es uno de los perros reglamentarios para la policia en Líbano.
Share
Página visitada 1.947 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>