Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Tíbet

Página visitada 3.802 veces.
Historia Estándar Fotos
lhasa_apso_cabeza2
Nombre: Lhasa Apso.
Otros nombres: Lhassa Terrier, Tibetan apso y Lumpi.
Origen: Tíbet.
Peso: Entre 6 y 7 Kg.
Altura: 25-28 cm.
Color: Leonado, aunque admite blanco, negro, gris y marrón.
Esperanza de vida: 14-16 años.
Carácter: Curioso, alegre y fiel, aunque también terco y desconfiado.
Aptitudes: Perro de compañia.
Relación con los niños: Muy buena.
Relación con otro perros: Muy buena.
Alimentación: 150-175 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillado diario.
Clasificación según la AKC: Grupo 6: Perros de compañía.
Clasificación según la FCI: Grupo 9: Perros de compañía y juguete > Perros tibetanos.
Tamaño: Pequeño.
Curiosidades:
La esperanza de vida de esta raza es muy grande, más de 15 años, siendo bastante frecuente que superen los 18 años.
Su leyenda dice que son capaces de predecir avalanchas.
En su país de origen, el Tíbet, algunos ejemplares eran criados con cuidados religiosos, ya que se creía que eran reencarnaciones de lamas que no habían alcanzado el paraíso.
En sus orígenes nunca eran vendidos, siempre tenían que ser regalados.
Share
Página visitada 1.368 veces.
Ficha Estándar Fotos
lhasa_apso_cabeza2
Esta raza procede del país conocido como el techo del mundo, el Tíbet, de donde toma su nombre debido a la ciudad sagrada de Lhasa, donde fueron criados por monjes y nobles durante 2.000 años.
Fue utilizado fundamentalmente para ser guardián de los templos y monasterios, dándole el nombre de “Abso seng key”, que  significa “perro guardián con rugido de león”.
Era una raza difícil de adquirir pero gracias al Dalai Lama que regaló varios ejemplares a diplomáticos, la especie se expandió a otras partes del mundo como la raza Terrier Tibetano.
Share
Página visitada 1.243 veces.
Ficha Historia Fotos
lhasa_apso_cabeza2
Aspecto general: Es un perro bien equilibrado, vigoroso y con un pelaje abundante.
Temperamento/Comportamiento: De carácter alegre y seguro de sí mismo. Alerta, equilibrado aunque se muestra prudente hacia los extraños.
Cabeza: La cabeza debe estar cubierta de abundante pelo largo que caiga sobre los ojos; debe tener una barba y bigotes bien desarrollados.
Región craneal.
Cráneo: Moderadamente estrecho, que se hunde detrás de los ojos; no debe ser por completo aplanado ni abovedado o tener forma de manzana.
Depresión naso-frontal (stop): Mediana.
Región facial.
Trufa: Negra.
Hocico: Debe medir casi 4 cm y no debe ser cuadrado; la longitud de la caña nasal desde la punta de la nariz es aproximadamente un tercio de la longitud total de la cabeza, entre la trufa y el occipucio.
Caña nasal: Recta.
Mandíbulas/Dientes: Los incisivos superiores cierran justo por detrás de los inferiores, es decir, su mordida es inversa a la mordida en tijera. Los incisivos deben estar colocados en una línea tan amplia y derecha como sea posible. La dentadura completa es deseable.
Ojos: De color oscuro y tamaño mediano, colocados hacia al frente y de forma ovalada; no deben ser grandes y saltones, ni pequeños y hundidos. No deben mostrar el color blanco del globo en su parte superior o inferior.
Orejas: Colgantes y cubiertas de abundantes flecos.
Cuello: Fuerte y bien arqueado.
Cuerpo: Su longitud desde la punta de los hombros hasta la punta de la nalga debe ser mayor que su altura a la región de la cruz.
Espalda: Línea superior nivelada.
Lomo: Fuerte.
Tórax: Costillas extendiéndose bien hacia atrás.
Cola.
De inserción alta, bien llevada sobre la espalda, pero no en forma “de asa de olla”. A menudo doblada cerca de la punta. Cubierta de abundantes flecos.
Extremidades:
Miembros anteriores:
Rectos y cubiertos de pelo abundante.
Hombros: Bien inclinados hacia atrás.
Miembros posteriores:
Bien desarrollados y musculosos. Con buena angulación. Bien provistos de abundante pelo.
Corvejones: Vistos desde atrás deben lucir paralelos y no muy juntos.
Pies:
Redondos, como los del gato, con almohadillas plantares sólidas. Deben estar cubiertos de pelo.
Movimiento: Ligero y ágil.
Pelaje:
Pelo: El pelo de la capa externa debe ser largo, abundante, recto, de textura dura; no debe ser lanoso ni sedoso. Debe tener una capa moderada de subpelo.
Color: Dorado, arena, miel, gris oscuro, pizarra, humo, multicolor, negro, blanco o pardo. Todos estos colores son igualmente aceptables.
Talla:
Altura a la cruz.
La altura ideal para los machos es de 25,4 cm.; las hembras son ligeramente más pequeñas.
Faltas: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados deben considerarse como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación del estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.
Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
Share
Página visitada 5.663 veces.
Historia Estándar Fotos
dogo_del_tibet_cabeza3
Nombre: Dogo del Tíbet.
Otros nombres: Mastín del Tíbet, Tibet-Dogge, Dogue du Tibet y Do Khyi.
Origen: Tíbet.
Peso: Entre 65 y 82 Kg.
Altura: Machos mínimo 66 cm. y hembras mínimo 61 cm.
Color: Negro, dorado, marrón, gris, gris y fuego o negro y fuego.
Esperanza de vida: 12-14 años.
Carácter: Independiente, protector y leal.
Aptitudes: Perro guardián.
Relación con los niños: Muy buena.
Relación con otro perros: Dominante.
Alimentación: 650-750 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillados frecuentes, sobretodo en la época de muda.
Clasificación según la AKC: Grupo 3: Perros de trabajo.
Clasificación según la FCI: Grupo 2: Perros tipo Pinscher y Schnauzer Molosoides y perros tipo montaña y boyeros suizos > Molosoides.
Tamaño: Gigante.
Share
Página visitada 4.657 veces.
Ficha Estándar Fotos
dogo_del_tibet_cabeza3
El Mastín Tibetano o Dogo del Tibet (Do-Khy) es una antigua raza de trabajo de los pastores nómadas del Himalaya y un guardián tradicional de los monasterios tibetanos.
Se ha rodeado de gran misticismo desde que fue descubierto en la antigüedad. Desde su mención por Aristóteles (384 – 322 a. C.) a las famosas escrituras de Marco Polo, quien fue a Asia en 1271, todos los informes históricos alaban la fuerza natural y grandeza del dogo del Tibet, tanto física como mentalmente.
Hasta su ladrido ha sido descrito como único y como característica de la raza altamente atesorada. Los cinófilos europeos destacados del pasado como Martin y Youatt, Megnin, Beckmann, Siber como así también Strebel, Bylandt han investigado intensamente al Mastín Tibetano, por estar fascinados con su origen y función en la cultura tibetana.
Considerada como la raza de donde derivaron todas las razas de montaña grandes y de todos los mastines.
Uno de los primeros dogos del Tibet en alcanzar orillas occidentales fue un ejemplar macho enviado a la Reina Victoria por Lord Hardinge (en ese entonces Virrey de la India) en 1847. Posteriormente en 1880 Eduardo VII (en ese entonces Príncipe de Gales), se llevó 2 perros de regreso a Inglaterra.
Uno de los primeros registros de camada de Dogos Tibetanos fue en 1898, nacida en el Zoológico de Berlín.
Según testimonios que se remontan a 2.000 años antes de Cristo, el Mastín Tibetano era empleado por los asirios como perro de guerra y para la custodia de los prisioneros.
Todavía aparece con el mismo aspecto en los bajorrelieves babilónicos, egipcios y griegos, demostrando de este modo la gran difusión que tuvo en tiempos tan remotos.
Con las conquistas romanas y las invasiones de los pueblos asiáticos, se extendió rápidamente por la cuenca del Mediterráneo dando origen a todas las razas de molosos europeos, a muchas de pastor y a otras de salvamento como el San Bernardo, el Terranova y el Perro de Montaña de los Pirineos.
Es una de las razas de origen más antiguo y que todavía hoy se utiliza en la cadena del Himalaya para la custodia de los rebaños y como guardián de los monasterios. En el cumplimiento de esta función es seguro e incorruptible, feroz y peligroso con los extraños, como casi todas las razas que podemos definir como “antiguas” y cuyo carácter se ha ido forjando en el curso de los siglos.
Se ha extendido poco fuera de Asia, incluso entre los cinófilos, ya que es poco frecuente ver ejemplares de esta raza participar en exposiciones caninas internacionales.
Share