Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Existen varias opciones para luchar contra pulgas y garrapatas, siendo los collares, las pipetas y los pulverizadores los métodos más eficaces.

Estos productos están compuestos por sustancias insecticidas, pero son comercializados en las dosis adecuadas para repeler y matar pulgas y garrapatas pero teniendo en cuenta que sean inocuos para el perro y para el resto de personas y animales que vivan con él.

La variedad de estos productos ha aumentado en los últimos diez años. Según afirma Ana Megías, veterinaria y asesora de una empresa que comercializa estos productos. “Antes sólo había collares antiparasitarios, pero el mercado se ha ampliado porque el consumo de estos productos ha aumentado”. Además esta veterinaria asegura que hoy en día hay una mayor concienciación respecto a la importancia del cuidado de los animales.

El collar, un clásico de larga duración

Ventajas:

El collar antiparasitario lleva presente en el mercado más de 20 años. Su principal ventaja es la larga duración de su efecto repelente contra parásitos e insectos, ya que puede mantener su efecto hasta seis meses. Son útiles fundamentalmente para combatir las garrapatas, aunque algunos también controlan las pulgas y los mosquitos. Otra ventaja es la comodidad, ya que al ser el producto de mayor duración solamente tendremos que cambiar el collar dos veces al año. Algunos collares también son resistentes a la humedad, aunque es mejor retirarlos temporalmente si nuestro perro va a estar en contacto con agua.

Desventajas:

Su eficacia depende de la actividad del perro y del número de garrapatas con las que esté en contacto. Si este número es elevado, es bastante probable que las garrapatas acaben atacando al perro. También podremos reforzar la acción del collar utilizando pipetas o pulverizadores.

Además, en algunos casos el collar no es el antiparasitario idóneo para nuestro perro. “Los cachorros son juguetones, se mueven mucho y corren el riesgo de arrancárselo y comérselo, con el consiguiente peligro de intoxicación”, comenta Xavier Roura, veterinario del Hospital Clinic Veterinari de Barcelona. Además añade que algunos perros pueden desarrollar alergias dermatológicas en el cuello por el contacto con el collar.

Su precio suele estar alrededor de los 20 euros.

Pulgas y garrapatas

Las pipetas, un formato eficaz que no provoca alergias

Ventajas:

Son fáciles de administrar y ofrecen una protección muy elevada contra pulgas y garrapatas. Se aplican desde la base del cuello hasta el inicio de la cola, apartando el pelo del perro para que el líquido entre en contacto con la piel, procurando que el producto se distribuya uniformemente por todo el cuerpo. Si bien la duración es menor que en los collares (alrededor de un mes si queremos controlar tanto pulgas como garrapatas), su grado de protección es mayor y empiezan a actuar con mayor rapidez. Otra ventaja importante es que prácticamente todas las marcas de pipetas son resistentes al agua, por lo que no tendremos que volver a aplicar el producto si bañamos a nuestro perro o este se remoja en algún río.

Desventajas:

Si nuestro perro está expuesto a gran número de pulgas o garrapatas, la acción repelente de las pipetas puede verse disminuida. Algunas veces las garrapatas más resistentes intentan atacar al animal y en ocasiones lo consiguen, si bien suelen acabar desprendiéndose debido al efecto del insecticida.

Su precio oscila entre 30 y 40 euros, aunque su coste varía en función del tamaño o número de pipetas, que será mayor cuanto más pese el perro.

Aerosoles, acción inmediata pero poca duración

Ventajas:

Se caracterizan por tener un efecto inmediato. Si nuestro perro tiene pulgas o garrapatas aplicando directamente el spray sobre el animal eliminaremos rápidamente el problema.

Desventajas:

Deberemos aplicarlo cada dos semanas sobre el perro, ya que su duración es bastante corta. Además si el perro se moja, el efecto protector desaparece y será necesaria una nueva aplicación.

Su precio ronda los 15 euros.

Consejos

Ser estricto con los plazos y formas de aplicación de los productos.

Revisar al perro tras pasear por el campo o cuando haya estado en contacto con otros animales aunque le estemos aplicando un tratamiento antiparasitario,

Y lo más importante. En caso de duda, consultar siempre con nuestro veterinario.

Share
Página visitada 2.570 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>