Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Hasta el 31 de agosto el I.V.A. de los servicios veterinarios era un 8%, pero a partir del 1 de septiembre ha subido hasta el 21%.

Esta medida es especialmente injusta, al pasar del tipo reducido que era del 8%, al 21% que es el tipo que grava los productos y servicios de carácter general. Lo que resulta curioso es que los servicios veterinarios a explotaciones agrícolas, forestales o ganaderas tributarán al 10%, es decir, seguirán en el tipo reducido.

Veterinario

La salud no es un lujo

Algunas asociaciones de veterinarios, como la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA) han criticado en un comunicado la subida del I.V.A. de los servicios veterinarios para mascotas, ya que puede “repercutir de forma preocupante en la salud pública”.

Esta asociación afirma que va a haber “mayor posibilidad de aparición y gravedad de enfermedades transmisibles al hombre”. Además señala que la subida también puede “afectar a la salud individual de las mascotas” por la probable disminución de visitas al veterinario. También indica que esta subida, seguramente generará el aumento del abandono de animales.

AVEPA también denuncia el “agravio comparativo” que supone la diferente subida para las explotaciones ganaderas. “El servicio veterinario para nuestras mascotas, miembros integrados en nuestras unidades familiares, es un servicio sanitario básico, para ellas y para los que convivimos con ellas, y como tal debería considerarse también su tratamiento impositivo del I.V.A. Igual a las otras especies animales en explotaciones ganaderas, como así ocurre en otros países”.

La subida se va a notar en absolutamente todo lo relacionado con los servicios veterinarios, ya sean consultas, vacunas, operaciones… Mientras que los productos que comercializan las clínicas veterinarias y tiendas para mascotas (pienso, collares, juguetes, etc.), subirán pero del 18% al 21%.

Por tanto este incremento puede hacer que muchas consultas “de control” dejen de realizarse. Pero la situación se vuelve especialmente dura para las protectoras que cuentan con muchos perros, en muchos casos con graves problemas de salud, y que verán incrementados sus ya numerosos gastos, en un 13%.

El Observatorio Justicia y Defensa Animal también ha denunciado mediante una carta enviada a la Organización Mundial de Sanidad Animal que esta subida puede acarrear graves consecuencias para la salud pública.

Además, han subrayado que “se condena a las familias con animales domésticos y a las protectoras a costearse el veterinario con un precio inasumible. Es simplemente irresponsable”.

Un veterinario de la Clínica Madrid 24 Horas indica: “Igual que una compresa no se puede considerar un artículo de lujo, creo que la veterinaria tampoco. La salud es un derecho, no un privilegio”.

no_iva

Por último os dejamos un enlace donde podéis firmar contra esta subida. Firma aquí.

Share
Página visitada 5.186 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>