Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Visitas

Login

Ficha Estándar Fotos
Akita_inu_cara
La talla de los perros japoneses originalmente variaba de pequeña a mediana y no existían razas grandes. Pero a partir del año 1.603, provenientes de la región Akita, unos perros llamados “Matagi Akitas” (perros de tamaño mediano utilizados para cazar osoa) fueron usados como perros de pelea. A partir de 1.868, se cruzó la raza con Tosa y Mastiffs. Como resultado de esto, el tamaño de la raza aumentó, aunque algunas características, rasgos de los perros tipo Spitz, desaparecieron.
En 1.908, al prohibirse las peleas de perros, esta raza fue preservada, prosperó y se convirtió en una gran raza japonesa. Más tarde, en 1.931, 9 magníficos perros de esta raza fueron nombrados “monumentos históricos”.
Durante la segunda guerra mundial (1.939-1.945), se utilizó frecuentemente la piel de los perros para confeccionar ropa militar. La policía ordenó que se capturaran todos los perros menos los Pastores Alemanes, los cuales eran utilizados para tareas militares. Pero algunos aficionados esquivaron la ley y cruzaron sus perros con Pastores Alemanes.
Con el fin de la segunda guerra mundial, el número de Akitas se había reducido peligrosamente y los perros venían en 3 formas diferentes: 1) Matagi Akits. 2) Akitas perros de pelea. 3) Akitas/Pastores Alemanes. La situación de la raza era muy complicada.
Durante el procedimiento de restauración de la raza pura tras la guerra, Kongo-go, un perro procedente de la línea de sangre Dewa, consiguió una popularidad momentánea, pero muy importante; este perro presentaba rasgos exteriores característicos de la influencia del Mastiff y de los Pastores Alemanes. El número de los criadores de estos Akitas se desarrolló y la raza tuvo siempre más éxito popular. Pero, aficionados iluminados y espabilados no aceptaron este tipo como una raza japonesa primitiva y se dedicaron a eliminar todos los rasgos forasteros. En el propósito de restaurar los rasgos características de la raza original, llevaron a cabo cruces con Matagi Akita. Con esto estabilizaron la raza pura de gran tamaño que conocemos en la actualidad.
En España es considerada como una raza peligrosa de perros por Real Decreto, por lo que para su posesión se debe obtener la Licencia para tenencia de perros potencialmente peligrosos y registrarlo en el Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos correspondiente. Una de las cosas que se exige para obtener esta licencia es poseer un seguro de responsabilidad civil a terceros.
Share
Página visitada 806 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>