Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Lebrel irlandés

Página visitada 2.711 veces.
Historia Estándar Fotos
lebrel_irlandes_cabeza2
Nombre: Lebrel irlandés.
Otros nombres: Irish Wolfhound, Lévrier Irlandais, Lobero Irlandés e Irischer Wolfshund.
Origen: Irlanda.
Peso: Machos: 54 Kg. Hembras: 48 Kg.
Altura: Machos 81 cm. y hembras 76 cm.
Color: Negro, blanco, atigrado, gris, leonado y rojo.
Esperanza de vida: 10-12 años.
Carácter: Sereno, cariñoso, tranquilo e independiente.
Aptitudes: Perro guardián, de caza y de compañía.
Relación con los niños: Muy buena.
Relación con otro perros: Buena.
Alimentación: 900-950 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillados esporádicos.
Clasificación según la AKC: Grupo 2: Perros de rastreo y sabuesos.
Clasificación según la FCI: Grupo 10: Lebreles > Lebreles de pelo duro.
Tamaño: Gigante.
Share
Página visitada 1.398 veces.
Ficha Estándar Fotos
lebrel_irlandes_cabeza2
Conocido desde el año 395, descienden de los lebreles utilizados por los Celtas irlandeses para la caza del lobo, del ciervo, y de otras presas de gran tamaño. Posteriormente los romanos lo importaron desde Irlanda y se encuentra relacionado con el Gran Danés y el Deerhound.
En la edad media, eran muy apreciados por la nobleza europea, siendo habitual que se los regalaran entre ellos. Pero esta práctica, que aumentó la popularidad de la raza en Europa, casi hizo que desaparecieran en Irlanda.
Hasta que en 1.625 Oliver Cromwell emitió una normativa prohibiendo su exportación, con la finalidad de evitar la desaparación de la raza en tierras irlandesas. Esa prohibición tuvo éxito en los primeros años, pero la desaparición de poblaciones locales de lobos a fines del siglo XVII causó que el galgo irlandes estuviese a punto de extinguirse en su país de origen.
Pero a finales del siglo XIX con el revivir del nacionalismo irlandés, el galgo irlandés pasa a ser uno de los símbolos de la cultura irlandesa y de su pasado celta. En 1.862 George A. Graham, Capitán de la Armada Británica, rescata a la raza de la extinción curzándole esporádicamente con Dogos alemanes, Borzois y Deerhounds para reforzar las características de los pocos ejemplares que quedaban.
Poco después el kennel club de Irlanda crea una categoría para la raza en una exposición realizada el año 1.879. En 1.885 se forma el primer club del lebrel irlandés.
Actualmente el galgo irlandés se encuentra en distintos países, aunque no es un perro muy conocido. Prácticamente no se usa para la caza, convirtiéndose en un precioso perro de exposición y un excelente amigo. Pero sus cualidades como cazador continúan intactas y todavía algunos cazadores lo usan para perseguir y capturar presas.
Share
Página visitada 1.315 veces.
Ficha Historia Fotos
lebrel_irlandes_cabeza2
Aspecto general: El Lobero Irlandés no debe ser tan pesado o masivo como el Dogo Alemán pero sí más robusto que el Lebrel Escocés, al cual debe parecerse en conjunto por su tipo. Es un perro de gran tamaño y apariencia imponente, muy musculoso, fuerte aunque estructurado elegantemente; sus movimientos son fáciles y dinámicos; la cabeza y el cuello los debe llevar en alto y la cola es llevada hacia abajo con una leve curva hacia arriba, terminando en otra pequeña curva en la punta.
Gran tamaño, incluyendo altura a la cruz y proporcionalmente largo de cuerpo, es el desiderátum al que se debe apuntar, y es deseable establecer firmemente una raza que debe promediar entre los 81 y 86 cm. en machos, mostrando el poder, actividad, coraje y simetría requeridos.
Temperamento/Comportamiento: Corderos en el hogar, leones en la caza.
Cabeza: Larga y nivelada, de porte altivo. Los huesos frontales son ligeramente levantados con una muy leve depresión entre los ojos.
Región craneal.
Cráneo: No demasiado ancho.
Región facial.
Hocico: Largo y moderadamente puntiagudo.
Dientes: Mordida ideal en tijera, se acepta mordida en pinza.
Ojos: Oscuros.
Orejas: Pequeñas, en forma de rosa (como los Greyhounds).
Cuello: Bastante largo, muy fuerte y musculoso, bien arqueado, sin papada o piel suelta alrededor de la garganta.
Cuerpo:
Largo, tórax amplio.
Espalda: Más bien larga que corta.
Lomo: Levemente arqueado.
Grupa: Bien amplia entre las protuberancias iliacas.
Pecho: Muy profundo, moderadamente ancho; antepecho ancho.
Costillas: Bien arqueadas.
Vientre: Bien recogido.
Cola.
La cola es larga y ligeramente curvada, de grueso moderado y bien cubierta de pelo.
Extremidades:
Miembros anteriores:
En conjunto bastante rectos con osamenta fuerte.
Hombros: Musculosos y oblicuos, que dan amplitud al pecho.
Codos: Bien pegados al cuerpo, sin girarse hacia adentro ni hacia afuera.
Antebrazo: Musculoso, con buen hueso, bastante rectos.
Miembros posteriores:
Muslos: Largos y musculosos.
Rodilla: Bien angulada.
Pierna: Bien musculosa, larga y fuerte.
Corvejones: Bien descendidos; no deben girarse hacia adentro ni hacia afuera.
Pies:
Moderadamente grandes y redondos, sin girarse ni hacia adentro ni hacia afuera; dedos bien arqueados y juntos; uñas muy fuertes y curvadas.
Movimiento: Libre y activo.
Pelaje:
Pelo: Fuerte y duro en todo el cuerpo, las extremidades y la cabeza; especialmente de alambre y largo sobre los ojos y debajo de la mandíbula.
Color: Los colores reconocidos son el gris, atigrado, rojo negro, blanco puro, leonado o cualquier otro color que aparece en el Deerhound.
Talla:
Altura a la cruz.
Machos: Altura mínima 79 cm.
Hembras: Altura mínima 71 cm.
Peso:
Machos: 54,5 Kg. mínimo.
Hembras: 40,5 Kg. mínimo.
Faltas: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta es considerada con respecto al grado de desviación al estándar.
Cabeza muy liviana o muy pesada.
Hueso frontal muy arqueado hacia arriba.
Miembros anteriores torcidos; carpos demasiado angulados.
Miembros posteriores débiles y carencia general de músculo.
Cuerpo demasiado corto.
Dorso hundido o cóncavo o completamente recto.
Orejas grandes y colgando pegadas a la cara.
Pies torcidos.
Dedos separados.
Cuello corto; papada muy desarrollada.
Pecho muy estrecho o muy amplio.
Cola demasiado enroscada.
Trufa de cualquier color que no sea el negro.
Labios de cualquier otro color que no sea negro.
Ojos muy claros; párpados rosados o color hígado.
Share