Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Pekinés

Página visitada 1.097 veces.
Ficha Historia Fotos
pekines_cabeza
Aspecto general: Tiene aspecto leonino con expresión alerta e inteligente. Pequeño, bien equilibrado, confirmación robusta, con gran dignidad y calidad. Cualquier muestra de afección respiratoria bajo condiciones normales es inaceptable y debe ser severamente penalizada.
Temperamento/Comportamiento: Es intrépido y distante, no es tímido ni agresivo.
Cabeza: Grande, proporcionalmente más amplia que profunda.
Región craneal.
Cráneo: Amplio y aplanado entre las orejas; no es abombado; también amplio entre los ojos.
Depresión naso-frontal (stop): Pronunciado.
Región facial.
Perfil plano con la nariz bien colocada entre los ojos. Es esencial la pigmentación negra en trufa, labios y en los bordes de los párpados.
Nariz: Corta y ancha, narinas grandes y abiertas. Una arruga, continua o quebrada, debe extenderse desde las mejillas al puente nasal en una ancha «v» invertida. Esto no debe afectar negativamente u obstruir los ojos ni la nariz. Narinas estrechas o arrugas excesivas sobre la nariz son inaceptables y deben ser severamente penalizadas.
Hocico: Ancho, con mandíbula inferior fuerte.
Boca: Labios nivelados, no deben mostrar los dientes ni la lengua. Es esencial que el maxilar inferior sea firme.
Ojos: Grandes, limpios, redondos, oscuros y brillantes. Libres de cualquier problema de ojos obvio.
Orejas: En forma de corazón, insertadas a nivel del cráneo y llevadas colgando cerca de la cabeza no debiendo sobrepasar la línea del hocico. Provistas de flecos muy abundantes y largos.
Cuello: Corto y grueso.
Cuerpo:
Corto; más pesado en el frente que en el posterior, con cintura bien marcada.
Línea superior: Nivelada.
Pecho: Ancho y con costillas bien arqueadas; suspendido entre los miembros delanteros.
Cola.
De inserción alta, de porte tieso, ligeramente curvada sobre la espalda y hacia cualquiera de los lados. Con fleco largo.
Extremidades:
Miembros anteriores:
Cortos, gruesos, con huesos pesados en los brazos; los huesos de los antebrazos ligeramente arqueados entre los metatarsos y los codos. Escápulas bien inclinadas hacia atrás y adheridas suavemente al cuerpo. Los codos pegados al cuerpo.
Miembros posteriores:
Más ligeros que los anteriores, con angulación moderada y rodilla definida. Garrones firmes. Vistos de atrás las piernas están razonablemente juntas y paralelas. Absoluta firmeza es esencial.
Pies:
Grandes y planos, no redondos. El perro debe tener buen aplomo sobre los pies, y no sobre los metacarpos. Los pies delanteros ligeramente vueltos hacia afuera. Los pies posteriores derechos mirando hacia adelante.
Movimiento: En el frente el paso es lento, digno y balanceado. El movimiento típico no debe ser confundido con un balanceo causado por hombros sueltos. Movimiento junto en el posterior. Es de suma importancia la corrección del frente, el posterior y el movimiento típico de la raza.
Pelaje:
Pelo: Largo y recto, con una melena abundante que se extiende más allá de los hombros, formando una melena alrededor del cuello. El pelaje externo es áspero y la lanilla interna es densa y más suave. Presenta fleco abundante en orejas, parte posterior de las extremidades, en la cola y entre los dedos. La longitud y volumen del manto no debe ocultar las proporciones del cuerpo.
Color: Todos los colores y marcas son admitidos y todos se aprecian por igual, excepto el albino y el color hígado. Los colores partidos deben presentar marcas regularmente distribuidas.
Peso:
El peso ideal no debe exceder de 5 Kg. en los machos y 5,4 Kg. en las hembras. Los perros deben parecer pequeños pero ser sorprendentemente pesados cuando se les carga; la osamenta pesada y la estructura corporal fuerte son esenciales en la raza.
Faltas: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera con respecto al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.
Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
Share
Página visitada 1.275 veces.
Ficha Estándar Fotos
pekines_cabeza
Esta pequeña raza de perro es natural de la zona este asiática, y es considerada una desviación de los míticos perros lanudos del Tíbet. Derivación tras derivación, se conocen las primeras documentaciones oficiales en grabados coreanos de hace 4.000 años, y otros del siglo VIII inmersos en la corte imperial de China, en plena dinastía H´ang.
Para el imperio, este animal surgía en una época mitológica, y aquí hay un pequeño párrafo sobre este origen: -Perdidamente enamorado de una pequeña mona, el rey león pidió permiso al dios Mago Hai Ho para desposarla. -Si estás dispuesto a sacrificar tu fuerza y tu tamaño, te doy mi consentimiento, fue la respuesta del dios.
Así, según la leyenda china, nació el pekinés. Valiente y orgulloso como su padre y pequeño, amoroso e inteligente como su madre.
Adorado por el budismo, fue convertido en símbolo mismo de esta religión. Capricho y pasión de la familia imperial, vivió durante siglos en la Ciudad Prohibida en Pekín (de ahí el patronímico de la raza), sin ningún contacto con el mundo exterior.
En esa época, el valor de joya de la familia imperial de esta raza de perritos, invocaba leyes especiales en las cuales una falta de protocolo frente a ellos se castigaba con cárcel; el robo, el secuestro o el asesinato de un pekinés se pagaba directamente con la vida del infractor.
Durante mucho fueron un privilegio para los nobles chinos, estando prohibida su exportación. Los primeros ejemplares ingresaron a Europa recién en el año 1860 llevados ante la reina Victoria de Inglaterra (tras las incursiones del Ejército Británico en Pekín, donde el aspecto exótico de estos perritos los salvaron del ajusticiamiento general llevado a cabo por los soldados) y treinta años más tarde se presentaron por primera vez en la exposición de Chester. Y de ahí a su moderna distribución, que los hace una raza muy conocida de perros de compañía, pero no tan masiva como pareciera.
En la mañana del 15 de abril de 1912, un pekinés llamado “Sun Yat Sen”, propiedad del millonario británico Henry Harper fue uno de los 3 perros que lograron sobrevivir el naufragio del Titanic.
Aunque en otras versiones dicen que salio del cruce de Gato/Perro por orden del príncipe Chuid.
Share
Página visitada 7.200 veces.
Historia Estándar Fotos
pekines_cabeza
Nombre: Pekinés.
Otros nombres: Pekingese, Perro de Foo, Pékinois y Peking Palasthund 北京犬 宮廷獅子狗.
Origen: China.
Peso: Machos: Entre 3,6  y 5,4 Kg. Hembras: Entre 3,2 y 5 Kg.
Altura: Entre 20 y 22,5 cm.
Color: Todos los colores excepto hígado y albino.
Esperanza de vida: 13-14 años.
Carácer: Afectuoso, digno, valiente y terco.
Aptitudes: Perro de compañia.
Relación con los niños: Buena.
Relación con otro perros: Regular.
Alimentación: 100-175 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillado diario.
Clasificación según la AKC: Grupo 5: Perros de juguete.
Clasificación según la FCI: Grupo 9: Perros de compañía y juguete > Spaniels japoneses y pekineses.
Tamaño: Pequeño.
Curiosidades: Peggy de La dama y el vagabundo.
Share