Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Hitler

Página visitada 3.803 veces.
Historia Estándar Fotos
scottish_terrier_cabeza2
Nombre: Scottish terrier.
Otros nombres: Terrier escocés y Scottie.
Origen: Escocia.
Peso: Entre 8,5 y 10,5 Kg.
Altura: 25-28 cm.
Color: Negro, blanco, gris y arena.
Esperanza de vida: 12-14 años.
Carácter: Altivo, digno y fiel.
Aptitudes: Perro de caza y de compañia.
Relación con los niños: Buena.
Relación con otro perros: Buena.
Alimentación: 200-250 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillado semanal y 2 cortes de pelo al año.
Clasificación según la AKC: Grupo 4: Terriers.
Clasificación según la FCI: Grupo 3: Terriers > Terriers de talla pequeña.
Tamaño: Pequeño.
Curiosidades:
Fala fue el “scottie” del Presidente Franklin Delano Roosevelt que vivió en la Casablanca en los E.E.U.U.
Barney y Miss Beazley” pertenecían al Presidente George W. Bush.
Burly fue el “scottie” de Hitler y Eva Braun.
Share
Página visitada 1.300 veces.
Ficha Historia Fotos
pastor_aleman_cabeza
Aspecto general: El perro Pastor Alemán es un perro de tamaño mediano, levemente estirado de cuerpo, fuerte, de buena musculatura, con huesos secos y de estructura general firme.
Proporciones importantes: La longitud del cuerpo sobrepasa la medida de la altura de la cruz por aproximadamente 10-17%.
Temperamento/Comportamiento: El perro Pastor Alemán es de temperamento equilibrado, con nervios firmes, seguro de sí mismo, totalmente desenvuelto y (excepto cuando está provocado) totalmente benigno; al mismo tiempo debe ser atento y fácil a entrenar. Debe poseer valor, instinto de combate y rudeza para poder ser apropiado como compañero, guardián, perro de protección, de servicio y de pastor.
Cabeza:
Tiene forma de cuña, y es en proporción con el largo del cuerpo (su largo es aproximadamente 40% de la altura de la cruz), sin parecer ni tosca ni alargada. En su apariencia general debe ser seca y moderadamente ancha en medio de las orejas. Vista por delante y por los lados, la frente es levemente arqueada y sin o con un surco mediano poco marcado.
La proporción entre la región craneal y la facial debe ser de 50% a 50%. El ancho de la región craneal es casi igual que su largo.
Vista de arriba, la región craneal va disminuyendo uniformemente desde las orejas hacia la nariz, dejando una depresión fronto nasal no muy notoria e inclinándose en el hocico que tiene forma de cuña. Los maxilares superiores e inferiores están fuertemente desarrollados. La caña nasal es recta, cualquier abultamiento o hundimiento es indeseable. Los labios, de color oscuro, son firmes y bien adheridos.
Trufa: Debe ser negra.
Dentadura: Debe ser fuerte, sana y completa (42 dientes correspondiente a la fórmula de dientes). El perro Pastor Alemán tiene una mordida en tijera, de manera que los incisivos superiores cubren a los inferiores en contacto estrecho. Una mordida en pinza, un prognatismo superior o inferior así como grandes espacios entre los dientes (lagunas) son faltas. Igualmente defectuoso es el alineamiento recto de todos los incisivos. Los huesos maxilares y mandibulares deben estar fuertemente desarrollados de manera que los dientes estén hondamente encajados en el arco dental.
Ojos: De tamaño medio, almendrados, colocados oblicuamente y nunca sobresalientes. Su color debe ser lo más oscuro posible. Ojos claros penetrantes son indeseables ya que afectan la expresión del perro.
Orejas: El perro Pastor Alemán tiene las orejas de tamaño mediano, erectas, abiertas hacia adelante y llevadas de manera uniforme (ni volteadas ni llevadas hacia los lados). Son puntiagudas con el pabellón dirigido hacia el frente. Orejas dobladas en la punta o caídas son defectuosas. Orejas echadas para atrás, en movimiento o en reposo, no se toman como falta.
Cuello: El cuello debe ser fuerte, bien musculado y sin papada. Su angulación con el cuerpo (horizontalmente) es aproximadamente de 45°.
Cuerpo:
La línea superior corre sin interrupción desde la implantación del cuello sobre la cruz bien definida y sobre la espalda muy ligeramente inclinada hasta la grupa, también levemente inclinada. La espalda es firme, fuerte y bien musculada. El lomo es amplio, fuertemente desarrollado y bien musculado.
La grupa debe ser larga, inclinada ligeramente (aproximadamente 23° de la línea horizontal) y continuar hacia la línea de la cola sin interrumpir la línea superior.
Pecho: Moderadamente amplio con el esternón lo más largo posible y bien notorio. La profundidad del pecho debe tener 45 48% de la altura en la cruz. Las costillas deben ser moderadamente redondeadas. El pecho en forma de barril o plano se considera como falta.
Cola.
Llega por lo menos hasta el corvejón, pero sin sobrepasar la mitad del metatarso. Tiene el pelo más largo en su parte inferior. En reposo, la lleva colgante con una ligera curva. Cuando el perro está en movimiento o en atención, lleva la cola más alta, pero sin sobrepasar la línea horizontal. Se prohíben operaciones correctivas.
Extremidades:
Miembros anteriores:
Vistos de todos los lados, los miembros anteriores son rectos; vistos desde el frente, son absolutamente paralelos. El omóplato y el brazo son de la misma longitud, firmemente pegados al cuerpo por medio de una buena musculatura. La angulación ideal entre el omóplato y el brazo es de 90°, pero generalmente 110°. Los codos no deben estar vueltos ni hacia afuera ni hacia adentro, estando el perro en reposo o en movimiento. Los antebrazos, vistos de cualquier lado, son rectos y paralelos entre sí, secos y bien musculados. El metacarpo tiene una longitud de aproximadamente 1/3 del antebrazo y forma una angulación con éste de aproximadamente 20 22°. Un metacarpo demasiado inclinado (más de 22°) o demasiado recto (menos de 20°) perjudica la capacidad de trabajo del perro, sobre todo su resistencia.
Miembros posteriores:
La posición de los miembros traseros, vistos de atrás paralelos uno al otro, debe ser ligeramente recogida.
El muslo y la pierna son casi de la misma longitud y forman un ángulo de aproximadamente 120°. Los muslos son fuertes y bien musculados. Los corvejones son fuertes y firmes; el metatarso está en posición perpendicular debajo del corvejón.
Pies:
Pies delanteros: Redondeados, compactos, con dedos arqueados. Las almohadillas deben ser firmes, pero no frágiles. Las uñas son fuertes y de color oscuro.
Pies traseros: Compactos, levemente arqueados; almohadillas duras de color oscuro; uñas fuertes, arqueadas e igualmente de color oscuro.
Movimiento: El Pastor Alemán es un perro trotador. La angulación y longitud de las extremidades deben estar tan bien relacionadas que, sin alteración notoria de la línea superior, el perro pueda empujar la extremidad posterior bajo toda la longitud del cuerpo y alcanzar con la anterior la misma distancia. Cualquier tendencia a una sobre angulación de las extremidades traseras disminuye la firmeza y resistencia, y, consecuentemente, la habilidad del perro para su utilidad. Correctas proporciones estructurales y buenas angulaciones dan como resultado un andar de largo alcance y plano sobre el suelo que da la impresión de una locomoción realizada sin esfuerzo. Cabeza echada hacia adelante y cola ligeramente alzada resultan en un trote tranquilo y fluido, mostrando una línea curva suave e ininterrumpida que va desde las puntas de las orejas sobre el cuello y la espalda, hasta la punta de la cola.
Piel: Debe ser holgadamente justa, sin formar pliegues.
Pelaje:
Pelo: El pelaje correcto del perro Pastor Alemán es un pelo doble (Stockhaar) con lanilla interna. El pelo externo debe ser lo más denso posible, recto, duro y bien pegado al cuerpo. La cabeza e incluso el interior de las orejas, partes anteriores de las extremidades, pies y dedos están provistos de pelos más cortos; en el cuello, el pelo es levemente más largo y denso.
En la parte posterior de las extremidades el pelo es más largo hasta llegar a las articulaciones carpianas y tarsianas. El pelaje forma “pantalón” moderado atrás de los muslos.
Color: Negro con marcas de color café rojizo, marrón, amarillo y hasta gris claro; totalmente negro o gris; los perros grises son matizados de negro, con manto y máscara de color negro. Se toleran pero no son deseables pequeñas manchas blancas discretas en el pecho, así como colores muy claros en las partes internas. En todos los tipos de color, la trufa debe ser negra. Perros sin máscara, ojos claros y de expresión penetrante, manchas claras o blanquecinas en el pecho y en las partes internas, como también uñas claras y un color rojo blanco en la punta de la cola son considerados con falta de pigmentación. La lanilla interna tiene un tono grisáceo claro. El color blanco no es permitido.
Talla:
Altura a la cruz.
Machos: 60-65 cm.
Hembras: 55-65 cm.
Peso:
Machos: 30-40 Kg.
Hembras: 22-32 Kg.
Faltas: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados debe considerarse como falta y la gravedad de ésta se considera en proporción al grado de la desviación del estándar.
Faltas graves.
Cualquiera desviación de la norma de perfección racial descrita anteriormente que afecta la capacidad de utilidad del perro.
Orejas: Implantación demasiado baja y a los lados, orejas dobladas, volteadas y llevadas hacia los lados, erectas sin firmeza.
Faltas de pigmentación importantes.
Firmeza general muy reducida.
Faltas dentales: Cualquier desviación de una mordida de tijera y de la fórmula de dientes, si no está incluida en las faltas eliminatorias mencionadas a continuación.
Faltas eliminatorias.
Perro agresivo o temeroso.
Debilidad de carácter, perros mordedores y débiles de nervios.
Perros con calificación de «Displasia grave».
Monorquideos y criptorquideos, como así también perros con testículos claramente desiguales o atrofiados.
Perros con defectos desfigurando las orejas o la cola.
Perros con malformaciones.
Perros con faltas de dientes: 1 premolar 3 y 1 diente adicional, ó 1 colmillo, ó 1 premolar 4, ó 1 molar 1, respectivamente molar 2, ó un total de 3 dientes o más faltantes.
Perros con defectos en los maxilares: Más de 2 mm. de prognatismo superior, prognatismo inferior, mordida de pinza en toda el área de los incisivos.
Albinismo. Color blanco del pelo (aunque tenga ojos y uñas oscuras).
Pelo doble y largo (pelo externo largo, suave, no pegado al cuerpo con lanilla interna, flecos en las orejas y extremidades, “pantalón” denso y cola tupida con flecos).
Pelo largo (capa externa larga y suave sin lanilla interna, usualmente partiéndose en una raya sobre la línea de la espalda, mechones o flecos en las orejas, extremidades y cola).
Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
Share
Página visitada 1.193 veces.
Ficha Estándar Fotos
pastor_aleman_cabeza
Sus orígenes se remontan a finales del siglo XIX, cuando en Alemania se inició un programa de crianza para la guarda y protección de los rebaños de carneros contra los lobos. El capitán de caballería del ejército alemán, Maximilian von Stephanitz, es considerado el padre de la raza, siendo Horand von Grafath el primer pastor alemán inscrito, un animal vigoroso, de fuerte carácter, pelaje grisáceo y aspecto lobuno. Poco después, tras la aparición de la Asociación de Amigos del Pastor Alemán en 1.899, se comenzó una selección de ejemplares cuyos cruces mejoraron tanto el carácter como la belleza de la raza.
Horand von Grafath: demostró ser un buen semental y los rasgos que Von Stephanitz apreció en el primer encuentro se transmitieron a todos sus descendientes, y se reforzaron con las normas cuidadosas de cruce selectivo entre miembros del mismo linaje de este primer criador. Que intentaba destacar y potenciar las características deseables por medio de una determinada línea genética.
Von Stephanitz: consideró siempre primordial un ideal práctico y de trabajo de la raza. Desde el principio, la forma en el Pastor Alemán no debía desviarle de su funcionalidad. Von Stephanitz previó una primera amenaza a la validez de la raza como animal de trabajo cuando la sociedad humana se transformó de una base principalmente agrícola y ganadera a una economía industrializada.
En una primera fase, persuadió al gobierno alemán para que aceptara a la raza en trabajos de policía. Éste fue el principio de la asociación de la raza con las fuerzas de la ley y con la utilización en el ejército. Pronto cualidades como la inteligencia, fiabilidad y resistencia del animal, los aspectos principales de su carácter y su existencia en la historia, le garantizaron su utilización en muchos papeles importantes, y uno de esos papeles más nobles del perro es como guía para los ciegos.
Actualmente, esta raza no es sólo una de las más queridas y admiradas por los amantes de los perros, sino que sus cualidades también le han permitido trabajar en ejércitos. El pastor alemán fue utilizado como perro rastreador en la II Guerra Mundial por el ejercito nazi y policías. De hecho, los servicios prestados durante las dos guerras mundiales le granjearon un respeto y admiración universales.
Share
Página visitada 5.606 veces.
Historia Estándar Fotos
pastor_aleman_cabeza
Nombre: Pastor alemán.
Otros nombres: Ovejero Alemán, Deutscher Schäferhund, Berger Allemand y German Shepherd Dog.
Origen: Alemania.
Peso: Machos: Entre 30 y 40 Kg. Hembras: Entre 22 y 32 Kg.
Altura: Machos 60-65 cm. y hembras 55-60 cm.
Color: Todos los colores del marrón claro al negro. El blanco no está admitido.
Esperanza de vida: 12-14 años.
Carácter: Valiente y digno, aunque tierno con su familia.
Aptitudes: Perro guardián, de defensa, lazarillo, militar y de compañia.
Relación con los niños: Buena.
Relación con otro perros: Regular.
Alimentación: 550-650 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillados frecuentes en época de muda.
Clasificación según la AKC: Grupo 7: Perros de pastoreo.
Clasificación según la FCI: Grupo 1: Perros de pastor y perros boyeros (excepto perros boyeros suizos) > Perros de pastoreo.
Tamaño: Grande.
Curiosidades:
Rin Tin Tin. Serie televisiva basada en el antiguo oeste americano.
Blondi. La perra de Adolf Hitler.
Kommissar Rex. Rex, un perro policía o Comisario Rex, serie televisiva de origen austriaco.
Jerry Lee (de la película “Super Agente K-9″, con James Bellushi).
Muk, otro perro de Adolf Hitler.
Lupo, en Granada.
Rayo, (de la película Qué perra vida con Viruta y Capulina).
Sam (Samantha), en Soy Leyenda (Con Will Smith).
Delgado, en la película Una chihuahua de Beverly Hills.
Relámpago, en la película 101 Dalmatas II.
Charlie, en la película Todos los perros van al cielo.
Joe, en la serie “Corre Joe, corre” (con Arch Whiting).
Thorn, Pastor alemán blanco en The Lost Boys.
Share