Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

grietas

Página visitada 7.115 veces.

El aseo es fundamental ya que los perros no lo pueden hacer en profundidad por sí mismos. Las almohadillas deben ser duras, ásperas y elásticas. Si están sanas no deben presentar grietas, fisuras o partes de la carne al aire. Tampoco han de tener entre sus almohadillas plantares barro o humedad. Debemos mantener la zona totalmente seca, aunque hidratada.

Almohadilla

Las almohadillas deben ser duras, ásperas y elásticas

Pero por gruesas y resistentes que sean, tras una larga caminata, o después de un día andando por caminos muy accidentados y a los que nuestro amigo no esté habituado, sus almohadillas pueden sufrir las consecuencias. El calor, el frío, el agua, la nieve o el hielo, el barro, los bordes de las piedras, la gravilla, las plantas espinosas o la hierba seca, pueden acabar dañando las almohadillas, abriéndole grietas, haciéndole heridas sangrantes o quemaduras muy dolorosas.

Cuidados

En primer lugar, deberíamos adquirir la rutina de revisar las patas del perro diariamente, sobretodo si salimos al campo. Con un rápido vistazo veremos si presenta cortes o alguna uña rota o astillada. También miraremos que no tenga espigas, piedras o incluso chicles pegados y comprobaremos que las almohadillas no estén secas, levantadas o agrietadas. Los perros son muy duros y les entusiasma correr por el campo, por lo que pueden tener los pies destrozados y seguir corriendo sin dar muestras de dolor, las consecuencias las mostrarán al llegar a casa.

Sigue leyendo

Share