Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Australia

Página visitada 1.587 veces.
Historia Estándar Fotos
silky_terrier4
Nombre: Silky Terrier.
Otros nombres: Australian Silky Terrier, Sidney Terrier, Silky y Aussie.
Origen: Australia.
Peso: Entre 3,5 y 8 Kg.
Altura: Machos de 23 a 26 cm. Hembras algo más bajas.
Color: Todos los tonos de azul y fuego. También leonado.
Esperanza de vida: 13-15 años.
Carácter: Dinámico, inteligente, valiente, tenaz, alegre, sensible, enérgico y obediente.
Aptitudes: Perro de compañia.
Relación con los niños: Muy buena.
Relación con otro perros: Regular.
Alimentación: 100-125 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillados regulares.
Clasificación según la AKC: Grupo 5: Perros de juguete.
Clasificación según la FCI: Grupo 3: Terriers > Terriers de compañía.
Tamaño: Pequeño.
Share
Página visitada 933 veces.
Ficha Estándar Fotos
silky_terrier4
El Australian silky terrier se originó en la ciudad de Sidney, Australia, razón por la que también se lo conoce como Sidney terrier.
Al igual que muchas otras razas de perros, el Silky terrier es una raza artificial, creada por cruces planificados por el hombre y no por selección natural.
No se conocen con precisión todas las razas que habrían sido utilizadas para crear al Australian silky terrier, pero sí se sabe que se emplearon principalmente a los Yorkshire terrier y los terrier australianos.
También se piensa que se utilizó al cairn terrier y al skye terrier, pero en menor medida.
Originalmente el Australian silky terrier fue utilizado como mascota y para cazar roedores pequeños. Hoy en día es un perro de compañía por excelencia.
Share
Página visitada 1.302 veces.
Ficha Historia Fotos
silky_terrier4
Aspecto general: Es compacto, de forma moderadamente baja, moderadamente largo, con una estructura refinada pero con suficiente sustancia para sugerir la capacidad para cazar y matar roedores domésticos. El pelaje sedoso, liso y partido a la mitad formando una raya le confiere una apariencia aseada.
Temperamento/Comportamiento: Debe exhibir características de Terrier, manifestando una vivacidad aguda, actividad y vigor.
Cabeza: La cabeza es de longitud moderada, ligeramente más corta desde la punta de la trufa hasta la región situada entre los ojos, que desde la misma posición hasta el occipucio. La cabeza debe ser fuerte, con características de Terrier, siendo moderadamente ancha entre las orejas.
Región craneal.
Cráneo: Aplanado y sin redondeces entre los ojos, está provisto de un mechón de pelo fino y sedoso que no cubre los ojos (es censurable una larga caída de pelo sobre la cara anterior o las mejillas).
Región facial.
Trufa: Debe ser de color negro.
Labios: Adherentes y delgados.
Mandíbulas/Dientes: Mandíbulas fuertes, dientes uniformes y no apretados; los incisivos superiores se superponen estrechamente sobre los inferiores (mordida de tijera).
Ojos: Son pequeños, ovalados, nunca redondos o prominentes; su color debe ser lo más oscuro posible con una expresión de aguda inteligencia.
Orejas: Deben ser pequeñas, en forma de “V”; el pabellón es fino; de inserción alta en el cráneo; las lleva erguidas y están totalmente desprovistas de pelo largo.
Cuello: De longitud mediana, refinado y ligeramente arqueado, insertado graciosamente en los hombro. Bien cubierto de pelo largo y sedoso.
Cuerpo:
Debe ser moderadamente largo en proporción a la altura del perro.
Línea superior: A nivel en todo momento (tanto parado como en movimiento. Es una falta seria si la línea superior está vencida o es convexa.
Lomo: Debe ser fuerte.
Pecho: De profundidad y anchura moderadas.
Costillas: Bien arqueadas, extendidas hacia atrás hasta un lomo fuerte.
Cola.
De preferencia amputada; es de inserción alta y es llevada erecta, pero no demasiado levantada. No debe estar provista de plumas. Sin amputación, las primeras tres vértebras deben llevarlas erectas o levemente curvadas, pero nunca curvadas sobre la línea superior. No debe ser enroscada. Su largo, dando una apariencia de balance general. De acuerdo con la descripción de la cola amputada, la cola no amputada también debe estar libre de plumas.
Extremidades:
Miembros anteriores:
Poseen huesos delineados con fineza y redondeados; son rectos y están bien colocados bajo el cuerpo sin manifestar debilidad en los metacarpos.
Hombros: Finos y bien colocados hacia atrás, bien adaptados con brazos bien angulados y muy cercanos a las costillas.
Codos: No presentan desviaciones hacia afuera ni hacia adentro.
Miembros posteriores:
Muslos: Bien desarrollados.
Rodillas: Deben estar bien anguladas.
Corvejones: Bien angulados, vistos desde atrás deben estar bien colocados abajo y paralelos entre sí.
Pies:
Pies de gato, pequeños, con buenas almohadillas; dedos muy juntos; las uñas deben ser negras o muy oscuras.
Movimiento: Debe ser libre, recto, sin mostrar aflojamiento en los hombros o codos, sin desviaciones hacia afuera o hacia adentro de los pies y de los metacarpos. Los miembros posteriores deben dar un empuje con amplia flexibilidad en las rodillas y corvejones. Visto desde atrás, el movimiento no debe ser ni muy estrecho ni muy amplio.
Pelaje:
Pelo: Liso, fino y brillante, de una textura sedosa. El largo del pelo no debe ser tal como para impedir el movimiento del perro y debe permitir ver luz debajo del perro. Los pies delanteros y traseros deben estar libres de pelo largo.
Color: Todas las tonalidades del azul y fuego son aceptables, cuanto más intensos los colores y más claramente definidos mejor. Plata y blanco no son aceptados.
En la cola el color debe ser azul hasta muy oscuro. Es deseable que el mechón de la cabeza sea azul o de color leonado.
La distribución del color azul y fuego debe ser la siguiente: fuego alrededor de la base de las orejas, hocico y a los lados de las mejillas; azul desde la base del cráneo hasta la punta de la cola, en los miembros anteriores hasta cerca de la articulación carpiana y en los miembros posteriores cerca de la articulación del corvejón; se muestra una línea color fuego por abajo de las rodillas y de las articulaciones carpianas y tibio tarsianas hasta los dedos y alrededor del ano. El color azul del cuerpo debe estar libre de color fuego o bronceado. Las marcas fuego deben estar libres de tiznaduras. El color negro es permitido en cachorros, pero el color azul debe haberse establecido a los 18 meses de edad.
Talla:
Altura a la cruz.
Machos: Entre 23 y 26 cm.
Hembras: Pueden ser levemente más bajas.
Peso:
En proporción a la talla.
Faltas: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.
Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
Share
Página visitada 1.678 veces.
Historia Estándar Fotos
australian_terrier_cara2
Nombre: Australian terrier.
Otros nombres: Aussie y Terrier Australiano.
Origen: Australia.
Peso: Machos: 6,5 Kg. Hembras: 6 Kg.
Altura: Machos 25 cm. y hembras 22,5-23 cm.
Color: Azul o gris azulada y fuego, arena o bermeja.
Esperanza de vida: 10-11 años.
Carácter: Vivo, atento, muy fiel, de caracter fuerte y en ocasiones dominante.
Aptitudes: Perro de caza y de compañia.
Relación con los niños: Buena.
Relación con otro perros: Agresivo.
Alimentación: 200-225 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Cepillados regulares.
Clasificación según la AKC: Grupo 4: Terriers.
Clasificación según la FCI: Grupo 3: Terriers > Terriers de compañía.
Tamaño: Pequeño.
Share
Página visitada 913 veces.
Ficha Estándar Fotos
australian_terrier_cara2
Su origen se remonta a principios del s. XIX, cuando las familias británicas acompañadas de sus terriers viajaban a Australia, donde estos se fueron mezclando con la fauna canina local y otros perros llevados por los colonos como el Dandie Dinmont Terrier y muchos otros más dando origen al Australian Terrier, que empezó a ser reconocido por las sociedades caninas británicas en la década de 1930 en adelante, y por las americanas en 1960.
La raza Australian Silky Terrier es criada selectivamente en Sydney, esta raza de perros no se conoció fuera de Australia hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando los militares estadounidenses de servicio en el país se los llevaron de vuelta a casa.
Actualmente la raza Australian Silky Terrier es una mascota y un perro de exposición muy valorado en todo el mundo, aunque conserva la tenacidad de otros terriers y es un hábil cazador de alimañas.
Share