Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Alaskan Malamute

Página visitada 1.217 veces.

Empezamos una nueva sección dentro de nuestra Web. Os iremos poniendo una par de fotografías y vosotros elegiréis la que más os guste.

En esta ocasión hemos elegido un par de miradas caninas, ¿cuál te gusta más?

Share
Página visitada 1.117 veces.

Precioso vídeo que nos muestra una historia que solamente puede ocurrir en Navidad.

Imagen de previsualización de YouTube
Share
Página visitada 6.757 veces.

Si tomáis la decisión de adquirir un alaskan malamute tenéis que tener claro de antemano, que el cachorro se hará adulto en poco tiempo y que es una responsabilidad de por vida, por esto lo primero que tenéis que tener claro es, que no se trata solo de un capricho, y que sabéis la responsabilidad que conlleva traer a casa un animal que os necesitará el resto de su vida.

cachorros

Cachorros de D'Carmocan.

A la hora de educar a nuestro cachorro de malamute, debemos tener en cuenta que tenemos en casa un “ niño pequeño” al que hay que querer pero a la vez “enseñar”. Todo esto lleva su tiempo claro, no es cosa de pocos días, hay que repetir lo mismo bastantes veces, pero al ser tan inteligentes, aprenderán rápido.

Cuando traemos a casa nuestro cachorro de alaskan malamute, lo primero que tenemos que hacer es enseñarle cual va a ser su sitio en la casa, y ser nosotros quien le enseñemos la casa no él quien inspeccione todo, los primeros días hay que tener algo de paciencia con el cachorro, ya que estará algo asustado e intranquilo, puesto que lo hemos separado de todo lo que conoce, de su madre y hermanos.

El alaskan malamute es una raza muy inteligente y por suerte aprenden bastante rápido, eso sí, tanto lo bueno como lo malo, asi que tenemos que prestar especial atención a las normas que estableceremos, pensando en el futuro. No os aconsejamos que le compréis juguetes, pero si mordedores puesto que la primera etapa del cachorro suele morder todo lo que pilla, ya que cuando muda los dientes (sobre los 3 meses) le duele la boca y se alivia mordiendo.

Si lo tenéis en el jardín, debéis de quitar tanto macetas como todo aquello que tenga a su alcance y que os lo podrá romper y romperá con toda seguridad. Seguramente que os hará alguna trastada, si lo cogéis“ in fraganti” le tenéis que indicar NO, con fuerza, sin decir su nombre u  otras palabras (ejemplo, NO qué has hecho, esto no se hace), para que el perro comprenda que lo que está haciendo, en eso momento no está bien, debéis de repetirlo tantas veces como lo pilléis haciéndolo.

NO PERMITÁIS A VUESTRO CACHORRO, LO QUE NO OS GUSTARíA QUE HICIESE DE ADULTO.

Paco Macías, criador de Alaskan Malamute desde hace 15 años.
D’Carmocan Estudio y Selección de Alaskan Malamute.

Share
Página visitada 922 veces.
Ficha Historia Fotos
Alaskan Malamuten
Aspecto general: El Malamute de Alaska es una de las razas más antiguas de perros de trineo. Este es un perro poderoso, de construcción sólida, pecho bien profundo y cuerpo fuerte y musculoso. Sus extremidades son bien aplomadas cuando está de pie y su actitud denota una gran energía. La cabeza la lleva en alto, con un porte altivo; la mirada, siempre alerta, expresa interés y curiosidad. La cabeza es ancha; las orejas son triangulares y se mantienen erguidas cuando el perro está atento. El hocico es compacto y su anchura, de la raíz a la trufa, sólo disminuye ligeramente. No es ni largo, ni puntiagudo, pero tampoco es truncado. El pelaje es denso; el pelo de la capa externa es áspero y de longitud suficiente para proteger la capa interna de pelos que es lanosa.
Esta raza existe en distintos colores. Las marcas de la cara constituyen un rasgo distintivo. Estas consisten de una especie de toca que cubre la cabeza. La cara, o es completamente blanca, o presenta una raya y / o una máscara. La cola llevada sobre la espalda tiene el aspecto de un penacho ondulante. Su pelo es abundante.El Malamute está dotado de una fuerte osamenta y sus extremidades no presentan ningún defecto. Los pies son buenos, el pecho es bien profundo y los hombros son poderosos.
Posee todas las otras estructuras físicas necesarias que le permiten el cumplimiento eficaz de su tarea. Sus movimientos son fluidos, equilibrados, infatigables y totalmente eficientes. Este perro no está concebido para competir con otros tirando del trineo en carreras de velocidad, su valor reside en su fuerza y resistencia. Cualquier característica individual, incluyendo el temperamento, que interfiera en la realización de este propósito, debe ser considerada como la más grave de las faltas.
Proporciones importantes: La altura del pecho corresponde aproximadamente a la mitad de la altura a la cruz; el punto más bajo del pecho se sitúa exactamente detrás del antebrazo. La longitud del cuerpo, tomada desde la punta del hombro hasta la punta del glúteo, sobrepasa la altura a la cruz.
Temperamento/Comportamiento: El Malamute es un perro afectuoso, amigable y no es perro de un sólo amo. Es un compañero leal y abnegado, dispuesto al juego cuando se le anima, pero por lo general impresiona por su dignidad cuando es adulto.
Cabeza: Es ancha y profunda, pero no es tosca ni pesada y debe guardar proporción con el tamaño del perro. La expresión es dulce e indica una disposición afectuosa.

Región craneal.
Cráneo: Ancho y moderadamente redondeado entre las orejas. Estrechándose y aplanándose gradualmente en la parte superior, cerca de los ojos; es redondo en la región de las mejillas, que son más bien planas. Entre los ojos puede observarse un ligero surco. La línea superior del cráneo y de la línea superior del hocico forman casi una línea recta.
Depresión naso-frontal (Stop): Leve.
Región facial.
Trufa: En todos los colores del pelaje, excepto por el rojo, es de color negro, así como también los labios y el borde de los párpados.
El pardo está permitido en los perros de pelaje rojo. Se acepta la nariz “de nieve”, que está marcada por una banda más clara.
Hocico: Es grande y macizo, en relación al tamaño del cráneo. Su anchura y profundidad disminuyen muy poco desde la unión con el cráneo hasta le trufa.
Labios: Están bien apretados.
Mandíbulas / Dientes: Ambas mandíbulas son anchas y poseen dientes fuertes. Los incisivos forman una mordida de tijera. Tanto el prognatismo superior como inferior constituyen una falta.
Ojos: Son dispuestos oblicuamente en el cráneo. Son castaños, almendrados y de tamaño mediano. Los ojos azules constituyen una falta eliminatoria.
Orejas: De tamaño mediano, aunque pequeñas con relación al cráneo. Tienen forma triangular y son ligeramente redondeadas en su extremo. De implantación bien separada, se sitúan sobre los bordes externos de la parte posterior del cráneo, alineadas al ángulo superior del ojo, por la cual, cuando las orejas están erguidas, parecen apartarse del cráneo. Cuando están erguidas, las orejas apuntan ligeramente hacia el frente, pero cuando el perro trabaja, en ocasiones se doblan y se pegan al cráneo. Las orejas de inserción alta constituyen una falta.

Cuello: Es grueso y moderadamente arqueado.
Cuerpo:

Es compacto en su construcción, pero no es excesivamente corto. No debe presentar un exceso de peso, y la estructura ósea está en proporción con el tamaño.
Espalda: Recta; desciende en una leve pendiente hasta las caderas.
Lomo: Sólido y bien musculoso. Un lomo largo que pueda debilitar la espalda constituye una falta.
Pecho: Bien desarrollado.
Cola.
De inserción mediana siguiendo la línea de la columna vertebral. El perro la lleva sobre la espalda cuando está en reposo.
No se apoya contra la línea superior, ni se enrosca en forma de rizo cerrado sobre la espalda, así como tampoco está cubierta de pelos cortos como la cola del zorro. La cola del Malamute es bien tupida y tiene el aspecto de un penacho ondulante.

Extremidades:

Miembros anteriores:
Son musculosos y de huesos fuertes. Vistos de frente, son rectos hasta los metacarpos.
Hombros: Son moderadamente oblicuos.
Metacarpos: Vistos de perfil, son cortos, sólidos y ligeramente oblicuos.

Miembros posteriores:
Deben ser anchos. Vistos desde atrás, tanto cuando el perro está en pie, como cuando está en acción, deben ser perfectamente alineados con las extremidades anteriores. Visto desde atrás, el perro no es ni demasiado estrecho, ni demasiado ancho. Los espolones de las extremidades posteriores son indeseables y deben eliminarse poco después del nacimiento de los cachorros.
Muslo: Debe ser bien musculoso.
Rodilla: Su angulación es moderada.
Corvejones: Su articulación es medianamente acodada y bien descendida.

Pies: Los pies son tipo “raqueta de nieve”, cerrados y espesos con almohadillas bien acolchadas que dan un aspecto firme y compacto. Son grandes y los dedos están juntos y bien arqueados. Entre los dedos crece un pelo protector. Las almohadillas son gruesas y resistentes. Las uñas son cortas y fuertes.
Movimiento: Es suelto, fluido, equilibrado y poderoso. El Malamute es ágil, tomando en consideración su peso y tamaño. Vistas de perfil, las extremidades posteriores producen un fuerte impulso que se transmite a las extremidades anteriores a través de una región lumbar bien musculosa.
Este impulso recibido por las extremidades anteriores produce un movimiento sostenido y largo. Vistas de frente o de atrás las extremidades se mueven en línea recta y no están ni muy juntas, ni muy separadas. Durante el trote rápido, las extremidades tienden a converger en el centro de gravedad del cuerpo. Un paso rígido, o cualquier movimiento que no sea completamente eficaz e incansable debe ser penalizado.
Pelaje:

Pelo.
La capa externa de pelos es espesa y áspera, nunca larga, ni suave. La capa interna de pelos es densa, de 2,5 a 5 cm (1-2 ins.) de espesor. También es aceitosa y lanuda. La longitud del pelo es variable, tanto en la capa externa áspera, como en la capa interna. El pelo va de relativamente corto a mediano en las partes laterales del cuerpo; su longitud aumenta alrededor de los hombros y el cuello, en la espalda y sobre la grupa, así como en los pantalones y el penacho. Por lo general, el Malamute tiene el pelo más corto y menos denso durante los meses del verano. En las exposiciones, esta raza debe presentarse en estado natural. El acicalamiento sólo se admite para darle a los pies una apariencia limpia.

Color: Los colores usuales varían, desde el gris claro pasando por los tonos intermedios hasta el negro y hasta el rojo. Se acepta la combinación de colores en la capa interna de pelos, en la cara (arcos supraciliares, orejas, labios, nariz) y entre las áreas blancas y pigmentadas. El único color uniforme que se acepta es el blanco. Este es siempre el color preponderante en las partes inferiores del tronco, una parte de las extremidades, los pies y una parte de las marcas faciales. Una raya blanca sobre la frente, un collar, o ambos, así como una pequeña mancha sobre la nuca llaman la atención y son admitidos. El pelaje del Malamute se presenta como una manta; no debe admitirse un color irregular que se extiende sobre todo el cuerpo o en forma de salpicaduras asimétricas.
Peso: Esta raza presenta una gama natural de tamaños.
Para el trabajo, los tamaños deseados son: 63,5 cm (25 pulgadas) de altura a la cruz para un peso de 38 Kg. (85 libras inglesas) en los machos, y en las hembras 58,5 cm (23 pulgadas) de altura a la cruz para un peso de 34 Kg. (75 libras inglesas). Sin embargo, las consideraciones de tamaño no deben ser más importantes que el tipo, las proporciones, el movimiento y todo lo que concierne a la función. Si durante el juzgamiento algunos perros están en igualdad de tipo, proporciones y función, será seleccionado aquel que más se acerque al tamaño deseado para poder realizar un trabajo pesado.
Faltas:

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.
Faltas eliminatorias.
Perro agresivo o temeroso.
Ojos azules.
Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Share
Página visitada 1.135 veces.
Ficha Estándar Fotos
Alaskan Malamuten
Se trata de una raza muy antigua, de las primeras razas de perros de trineo. El Alaskan Malamute era criado por una tribu de inuit llamada mahlemiut. El significado de la palabra mahle es desconocido, pero se sabe que miut significa “pueblo de”. Por tanto se puede interpretar mahlemiut como pueblo de Mahle. Siguiendo la fonética inglesa, la dicción se transforma luego en Malamute. La zona habitada por el pueblo de los Malamute eran las riberas del Kotzebue Sound, un territorio comprendido entre dos grandes ríos: el Kobuk y el Noatak. Los hombres y mujeres de la tribu de los mahlemiut (Malamute) eran muy apreciados entre las demás tribus inuit por su coraje, su orgullo y su habilidad en la caza y en la pesca.
Estos perros eran famosos por su belleza y por sus características de fuerza y resistencia, que hacían de ellos óptimos elementos para el tiro. Eran, en general, más grandes y potentes que los demás perros nórdicos, con aspecto similar al lobo y grandes y suaves colas llevadas sobre el dorso. Testigos de la época cuentan que entre 1870 y 1880 aproximadamente, los caribúes, por razones inexplicables, cambiaron sus habituales recorridos migratorios quitándoles así a las tribus Malamute una importante fuente de sustento.
En estas condiciones las familias ya no podían permitirse mantener grupos de perros formados por más de dos o tres ejemplares: testimonios de la época hablan de hombres, mujeres e incluso niños que ayudaban a sus perros a tirar de los trineos. Así que la población comenzó a disminuir y la misma suerte corrieron sus perros.
Su capacidad para soportar pesadas cargas se pone de manifiesto cuando es elegido para realizar expediciones al círculo polar, como las dos que realizó el Almirante Byrd. También fueron utilizados como perro de rescate de heridos en la Segunda Guerra Mundial.
Share