Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Akita americano

Página visitada 4.083 veces.
Historia Estándar Fotos
akita_americano3
Nombre: Akita americano.
Otros nombres: Akita Américain, American Akita, Amerikanischer Akita y Gran perro japonés.
Origen: Japón.
Peso: Entre 35 y 45 Kg.
Altura: Los machos alcanzan entre 66 y 71 cm. a la cruz; las hembras 5 cm. menos
Color: Cualquier color incluyendo el blanco atigrado o pinto (fondo blanco con más de una mitad de su cuerpo coloreado).
Esperanza de vida: 13-15 años.
Carácter: Dominante, leal, terco y territorial.
Aptitudes: Perro guardián.
Relación con los niños: Buena.
Relación con otro perros: No se lleva bien con los otros perros.
Alimentación: 600-650 gr. diarios de alimento completo seco.
Cuidados: Algún cepillado ocasional.
Clasificación según la AKC: Grupo 3: Perros de trabajo.
Clasificación según la FCI: Grupo 5: Perros tipo Spitz y tipo primitivo > Spitz asiáticos y razas semejantes.
Tamaño: Grande.
Share
Página visitada 1.098 veces.
Ficha Estándar Fotos
akita_americano3
Originalmente, la historia del Akita Americano era la misma que la del Akita japonés. A partir de 1603, provenientes de la región Akita, los perros llamados « Matagi Akitas » (perros de tamaño mediano para la caza del oso) fueron utilizados como perros de pelea.
A partir de 1868, se cruzó la raza con Tosa y Mastines. Por eso, el tamaño de la raza aumentó, pero unas características, rasgos de los perros tipo Spitz, desaparecieron. En 1908, al prohibirse las peleas de perros, esta raza ha sido preservada, prosperó y se desarrolló en una gran raza japonesa. Después, en 1931, 9 perros de esta raza fueron reconocidos como unos perros excelentes.
Durante la segunda guerra mundial (1939-1945), se usó a menudo la piel de los perros para confeccionar ropa militar. La policía ordenó que se capturara todos los perros menos los Pastores alemanes, los cuales eran utilizados para tareas militares. Unos aficionados intentaron esquivar la ley y cruzaron sus perros con Pastores alemanes.
Al finalizarse la segunda guerra mundial, el número de Akitas se había peligrosamente reducido y los perros venían en 3 formas diferentes: 1) Matagi Akitas 2) Akitas perros de pelea 3) Akitas/Pastores alemanes. La situación de la raza estaba mal. Durante el procedimiento de restauración de la raza tras la guerra, Kongo-go, un perro procedente de la línea de sangre Dewa, gozó de una popularidad momentánea pero sin embargo muy grande.
Un gran número de Akitas de esta línea de sangre, que presentaban rasgos exteriores característicos de la influencia del Mastiff o Pastores alemanes, fueron llevados a EEUU por militares estadounidenses. Los Akitas pertenecientes a la línea Dewa eran perros inteligentes y capaces de adaptarse a diferentes ámbitos. Encantaron a los criadores en EEUU y la línea de sangre fue desarrollándose gracias al aumento progresivo del número de criadores con una popularidad duplicada.
Es así, como en 1950 los criadores japoneses deciden recuperar el tipo antiguo, y utilizan al akita de la línea ichinoseski, creada por el Ingeniero Ichinoseski, y perros spitz japoneses para recuperar los rasgos propios del antiguo akita inu. Los estadounidenses crían el akita línea dewa, y lo desarrollan, siendo un perro grande y de aspecto poderoso.
Al alejarse cada vez más de su origen se crean 2 ramas: El Akita americano o (El Gran perro Japonés) que es un animal con una orientación hacia la defensa y que puede presentar máscara oscura sin ser penalizado, y se permite ejemplares sin máscara o con blaze, e incluso con cabeza negra; mientras que su “hermano” Japonés, el Akita Inu, es más afable, menos grande y con máscara blanca, o el famoso Urajiro, ya que el estándar de la raza Akita Inu, no acepta la máscara negra.
En los veredictos, se la da preferencia, en los países afiliados a la FCI, a los akitas sin máscaras que a los akitas con máscara negra, ya que los japoneses así lo exigían, y por ser el país de origen del akita, predominaba su opinión en ese tema.
Fue así, que en los años ’90 se da el cambio de nombre que hace que se diferencien las dos ramas: Al akita americano se le llamó “Grandioso Perro Japonés” y se le ubica en el Grupo II de la clasificación en la FCI. Los cinófilo de USA no aceptan tal división y deciden seguir ubicando a las dos razas dentro de una sola en los concursos de belleza.
Es así, como criadores y amantes de la raza de los países afiliados a la FCI, logran en el año 2005 que se le ubique de nuevo en el Grupo V, y que se le llame de forma definitiva, y con anuencia de los japoneses como Akita Americano. Es necesario aclarar, que esta discusión del akita americano y su nombre, llevaba un trasfondo de diferencia entre los japoneses y los estadounidenses, y se ha superado en estos últimos años para bien de la raza.
Share
Página visitada 1.062 veces.
Ficha Historia Fotos
akita_americano3
Aspecto general: Es un perro de talla grande, estructura sólida, bien equilibrado, con mucha sustancia y huesos pesados. Una característica de la raza es la cabeza ancha, en forma de triángulo obtuso, el hocico profundo, los ojos relativamente pequeños y las orejas erectas llevadas hacia adelante aproximadamente en línea con la línea superior del cuello.
Temperamento/Comportamiento: Es un perro amistoso, alerta, receptivo, majestuoso, obediente y valiente.
Cabeza: Maciza, pero equilibrada con el cuerpo; no debe presentar arrugas cuando el perro está en reposo. Vista desde arriba, la cabeza forma un triángulo obtuso.
Región craneal.
Cráneo: Amplio y plano entre las orejas. Un surco superficial debe extenderse bien hacia arriba en la frente.
Depresión naso-facial (Stop): Bien definida, pero no demasiado brusca.
Región facial.
Trufa: Amplia y de color negro. Una pequeña y difusa despigmentación en la trufa se acepta solamente en perros blancos, aunque siempre es preferible el color negro.
Hocico: Amplio, profundo y lleno.
Labios: Negros. No colgantes; lengua rosada.
Mandíbulas/Dientes: Mandíbulas no redondeadas, pero chatas, fuertes y poderosas; dientes fuertes; dentadura regular y completa; la mordida de tijera es preferible, aunque se acepta la mordida en pinza.
Ojos: De color marrón oscuro, relativamente pequeños, no prominentes y de forma casi triangular. Los bordes de los párpados son negros y los párpados bien pegados.
Orejas: Son firmemente erguidas y pequeñas en relación con el resto de la cabeza. Si se las dobla hacia adelante para medir su longitud, la punta debe tocar el borde del párpado superior. Son triangulares, ligeramente redondeadas en las puntas, anchas en la base y colocadas no muy abajo en la cabeza; vistas de lado, las orejas son anguladas ligeramente hacia adelante sobre los ojos en línea con la línea superior del cuello.
Cuello: Grueso y musculoso, con papada mínima, relativamente corto, con un ensanchamiento gradual hacia los hombros. La curvatura pronunciada de la nuca se funde armoniosamente con la base del cráneo.
Cuerpo:
Más largo que alto. La piel no es muy fina, ni demasiado tiesa, ni muy floja.
Espalda: Recta.
Lomo: Firmamente musculoso.
Pecho: Amplio y profundo. Costillas bien arqueadas; antepecho bien desarrollado.
Vientre: Moderadamente recogido.
Cola.
Fuerte y abundantemente peluda, de implantación alta y llevada sobre la espalda o apoyada contra el flanco con un enroscamiento de tres cuartos, completo o doble, siempre cayendo sobre o por debajo del nivel de la espalda. Cuando la cola tiene un enroscamiento de tres cuartos, la punta cae bastante baja sobre el flanco. La raíz de la cola es gruesa y fuerte. Cuando la cola cuelga hacia abajo, las vértebras de la cola llegan hasta los corvejones. El pelo es duro, liso y abundante, sin tener la apariencia de flecos.
Extremidades:
Miembros anteriores:
Los miembros delanteros, vistos de frente, deben ser rectos y de huesos pesados.
Hombros: Fuertes y poderosos, moderadamente inclinados hacia atrás.
Metacarpos: Ligeramente inclinados hacia adelante, formando una angulación de aproximadamente 15° en relación a la vertical.
Miembros posteriores:
Los miembros traseros son fuertamente musculosos, de amplitud y huesos parecidos a los de los miembros delanteros. Usualmente se extirpen los espolones de los miembros posteriores.
Muslos: Fuertes, bien desarrollados, paralelos vistos desde atrás.
Rodilla: Moderadamente angulada.
Corvejón: Bien descendido, sin girarse hacia afuera o hacia adentro.
Pies:
Pies de gato dirigidos rectos hacia adelante; dedos bien arqueados con almohadillas gruesas.
Movimiento: Movimiento poderoso con pasos de longitud y de empuje moderados. Los miembros delanteros y traseros se mueven en la misma línea. El dorso se mantiene fuerte, firme y recto.
Pelaje:
Pelo: Capa doble de pelos. La capa interna debe ser de pelo abundante, suave y denso con pelos más cortos que los de la capa externa. La capa externa debe ser de pelo liso, de textura dura/rígida y estar algo separada del cuerpo. El pelo de la cabeza, de la parte inferior de los miembros y de las orejas debe ser corto. El pelo que cubre la cruz y la grupa debe tener una longitud de aproximadamente 5 cm.; es así pues ligeramente más largo que el pelo que cubre el resto del cuerpo, excepto en la cola, en donde el pelo es más largo y abundante.
Color: Los perros pueden tener cualquier color incluido rojo, leonado, blanco, aun atigrado o pinto. Los colores son brillantes y claros y las manchas deben estar armoniosamente repartidas, con o sin máscara o blaze. Perros unicolores blancos no deben tener máscara.
Perros de color pinto tienen un fondo blanco con manchas grandes colocadas regularmente que cubren la cabeza y más de una tercera parte del cuerpo. El pelo de la capa interna puede ser de un color diferente al del pelo de la capa externa.
Talla:
Altura a la cruz.
Machos: 66 – 71 cm.
Hembras: 61 – 66 cm.
Faltas: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.
Machos femeninos, hembras masculinas.
Cabeza angosta o puntiaguda.
Ausencia de cualquier diente (excepto 2 PM1 y/o las M3).
Lengua manchada negra o azul.
Ojos claros.
Cola corta.
Codos vueltos hacia afuera o adentro.
Cualquier señal de una gola de pelo o de flecos.
Timidez o maldad.
Faltas graves.
Falta de sustancia.
Osamenta liviana.
Faltas eliminatorias.
Perro agresivo o temeroso.
Nariz totalmente despigmentada. Nariz con areas despigmentadas (nariz mariposa).
Orejas semi-erguidas, caídas o dobladas.
Prognatismo superior o inferior.
Cola no enroscada o en forma de hoz.
Machos con una altura inferior a 63,5 cm y hembras con una altura inferior a 58,5 cm.
Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
Share