Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Con la llegada del verano nos enfrentamos a uno de los problemas más habituales en nuestros perros, el golpe de calor.

golpedecalor

El coche en verano es una trampa mortal

Los perros son mucho más sensibles al calor que nosotros, por lo que un día muy caluroso puede suponer un serio peligro para nuestros amigos. Seguro que en más de una ocasión has dicho “¡Madre mía, no hay quien se meta en el coche!”, pues esa sensación es la que puede matar a nuestro perro en cuestión de minutos.

¿Qué es el golpe de calor?

El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, y consiste en una subida del calor corporal hasta el punto de entrañar un serio riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser de carácter temporal o irreversibles, llegando a provocar la muerte. Cuanto mayor sea el perro, mayores serán los daños.

La temperatura corporal.

La temperatura corporal media en los humanos es de 36,5º, siendo en los perros de 39º. Según va subiendo esta temperatura, se van sucediendo una serie de fallos internos, en la medida que su sistema termorregulador también va siendo incapaz de controlar la situación.

Los perros no transpiran, y sólo eliminan el calor mediante tres mecanismos. El jadeo, el sudor (solamente a través de las almohadillas de los pies) y zonas con poco pelo, como el vientre.

Factores de riesgo que pueden provocar el golpe de calor.

Altas temperaturas en el exterior.

golpedecalor2

El perro debe tener siempre agua limpia y fresca

Temperatura moderada en el exterior después de varios días de calor asfixiante.

Alta humedad en el ambiente, que dificulta la eliminación de vapor de agua del animal.

Tener al perro en un espacio reducido y/o mal ventilado: coche, habitación, patio pequeño, balcón, transportín…

No dejar a su alcance agua, o dejar poca cantidad, que ésta no esté fresca o que no sea renovada a menudo.

Ausencia de zonas de sombra donde pueda guarecerse.

Suelos de cemento.

Que nuestro amigo sea muy joven o muy viejo.

Que esté enfermo: insuficiencia cardíaca, insuficiencia respiratoria…

Los perros de morro muy chato (braquicéfalos), lo pasan todavía peor. Perros como el Bulldog, el Carlino, el Boxer

Los perros obesos son más propensos a sufrir un golpe de calor.

Si nuestro amigo tiene el pelo oscuro deberemos tener más cuidado, pues los colores oscuros absorben más el calor.

No debemos darles de comer durante el día, mejor al amanecer o al atardecer.

No debemos dejarles que hagan ejercicio en las horas de más calor, si acaso al amanecer o al atardecer.

Si el animal está nervioso también aumentan las posibilidades de que sufra un golpe de calor.

Síntomas.

Los primeros síntomas aparecen cuando la temperatura corporal supera los 42º.

Falta o decaimiento considerable de fuerzas.

Temblores musculares.

Vómitos.

Coloración azulada de la piel causada por una deficiente oxigenación de la sangre.

El perro no quiere moverse.

El perro respira de forma muy rápida o con mucha dificultad.

Aumento del ritmo cardíaco.

Alteración del color de las mucosas.

Alteración en la salivación.

Tambaleo.

Consecuencias.

Pérdida de sales y azúcares.

Pequeñas manchas de sangre en la piel, también conocidas como petequias.

A nivel de la sangre, se rompen los glóbulos rojos y se dificulta la coagulación, lo que provoca hemorragias.

También se produce la muerte de células en los músculos.

Edema cerebral.

Insuficiencia hepática.

Insuficiencia renal.

Fallo multiorgánico.

Los perros ingresados en estado grave pueden morir en 24 horas por parada respiratoria.

¿Qué podemos hacer ante el golpe de calor?

No debemos intentar bajarle la temperatura de golpe, porque podríamos provocarle una hipotermina con resultados igual de desastrosos. Debemos bajarle la temperatura de forma paulatina y que el animal se rehidrate y recupere los azúcares y las sales que ha perdido.

Lo primero que tendríamos que hacer es llevarlo de forma inmediata a una clínica veterinaria. Durante el trayecto podemos hacer lo siguiente:

Humedecer el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua que no esté excesivamente fría o con un pulverizador de agua.

Se puede combinar el agua con un ventilador, para que se elimine el calor más rápidamente de la superficie del cuerpo.

Ponerle cubitos de hielo sobre el puente de la nariz, las ingles y las axilas.

Humedecerle la boca, sin forzarlo a beber, y no dejar que beba en exceso.

golpedecalor3

Podemos bañar al perro para bajarle la temperatura

Si no podemos llevarlo en ese momento al veterinario deberíamos sumergirlo en agua a unos 20º o mojarle con agua a esa temperatura, hasta que se normalice la respiración.

Es MUY IMPORTANTE trasladarle al veterinario lo antes posible, para que lo tenga bajo control y observación para ver cómo evoluciona, y además pueda darle la medicación que necesite el animal para recuperarse. Aunque creamos que nuestro perro se ha recuperado, debemos llevarle al veterinario, pues esa recuperación no nos garantiza que no haya sufrido daños cerebrales u otras secuelas de este fuerte shock, por lo que vuelvo a decir DEBES LLEVARLO AL VETERINARIO lo antes posible.

Un perro dentro de un coche en verano, peligro mortal.

Este tema es desgraciadamente habitual. Dejar a un perro dentro de un coche, en verano, es condenarlo a muerte en cuestión de minutos.

En un día caluroso, los vidrios de las ventanillas atraen la luz y la transforman en calor dentro del vehículo, haciendo que suba la temperatura hasta niveles muy peligrosos.

Si en el exterior del coche hay 30º, la temperatura del interior puede subir hasta los 49º en cuestión de media hora. Por ello asegúrate de dejar el coche a la sombra y con las ventanillas bajadas. Pero si es un día extremadamente caluroso, no les dejes dentro del coche bajo ningún concepto.

Ratio de subida de la temperatura en un día de calor y humedad altos: + 0,7º por minuto.

Cosas que NUNCA debemos hacer ante un golpe de calor.

Cubrir o envolver a nuestro perro con toallas, pues si hacemos esto el calor sube en vez de bajar.

Darle agua completamente helada, ya que esto podría dañarle el cerebro.

Share
Página visitada 2.211 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>