Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Visitas

Login

Una de las preguntas que más se hacen los futuros padres, es cómo poner al bebé en contacto con el perro de la familia. Habitualmente hay muchas dudas y cierto miedo ante las posibles reacciones del perro con el niño. Pero en primer lugar debemos destacar que la mayoría de los perros simplemente miran con curiosidad a los niños, y no muestran ningún signo de agresividad hacia ellos.

perro_bebe2

Es fundamental acostumbrarle al olor del bebé

Pero en algunas ocasiones, algunos perros pueden ver al bebé como un mamífero extraño y una posible pieza de caza, sobre todo aquellos animales que nunca han visto un bebé, por lo que no lo reconocerán como una cría humana.

Para evitar posibles accidentes, podemos realizar unas acciones muy sencillas.

Antes de la llegada del bebé:

Haz que el perro se habitúe al nuevo olor del bebé. Deja que huela pañales, toallas, mantitas, ropa, etc., antes de la llegada, y felicítale cuando lo huela. Nunca debemos dejar que coja estas cosas con la boca o las mordisquee.

También deberíamos acostumbrar al perro a los muebles nuevos del bebé, enseñándole la habitación y permitiéndole que la huela. Después le enseñaremos que ahí no debe entrar.

Cambia la rutina del perro y adáptala a los nuevos horarios que habrá en la casa con la llegada del bebé.

Familiariza al perro a los nuevos paseos e itinerarios. Si vas a llevar a tu hijo a la guardería, o a un parque, haz que tu perro se vaya acostumbrando a estos nuevos sitios.

Pon ruidos, llantos y gritos de bebés o niños en casa. Haz que el perro se habitúe a escuchar estos sonidos como algo cotidiano antes de la llegada del bebé.

Acostumbra al perro a las “caricias” de los niños. Aprieta sus orejas, belfos, rabo…, y prémiale cuando lo hagas.

Llegada del bebé:

Antes de hacer la presentación, dale al perro un largo y relajante paseo, de esta forma conseguirás que esté tranquilo. Haz la presentación en la calle, siéntate con el bebé en brazos y deja que el perro mire, se acerque y huela al bebé. Así satisfarás la curiosidad del perro hacia el bebé. No grites, ni te pongas nervioso, pues transmitirías al perro inseguridad.

perro_bebe

Siempre debe acercarse de forma tranquila

No grites ni regañes al perro en presencia del bebé. Todas las asociaciones que haga el perro en presencia del bebé deben ser positivas.

Deja al perro que mire, se acerque y huela al niño las veces que necesite. Eso sí, debes controlar que los acercamientos sean siempre de forma relajada.

Debemos dedicar al menos diez minutos al día a jugar e interaccionar con el perro, de esta forma evitaremos que se sienta rechazado y aparezcan los celos.

Nunca debemos dejar al niño jugar o interactuar con el perro sin supervisión de un adulto, al menos hasta que el niño no sea lo suficientemente mayor para saber comportarse con el perro. Esto suele darse cuando el niño alcanza los 10 años.

Debemos enseñar al niño:

A jugar con el perro, y en lugar de acariciarle la cabeza, que lo haga en el pecho o el abdomen.

A pedir permiso para acercarse al perro SIEMPRE. De esta forma evitaremos que se acerque sin estar nosotros presentes.

Que nunca debe molestar al perro cuando come, duerme o está en sus ratos de juego.

Que no debe perseguir al perro.

Que no debe correr en presencia del perro, pues éste puede hacerle daño jugando.

No les dejes solos:

Nunca debes dejar al niño SOLO en presencia del perro. Los perros son animales con sus propias motivaciones y sentimientos, y los comportamientos extraños que tienen muchas veces los bebés pueden provocarles reacciones desagradables.

Antes de dejarles solos debemos asegurarnos al 100% de que ambos saben comportase el uno con el otro.

bebe_durmiendo_encima_de_un_perro

Para terminar:

Es fundamental que entendamos que es igual de importante enseñar al perro a tratar al niño que enseñar al niño a tratar al perro. De esta forma evitaremos situaciones peligrosas para cualquiera de los dos.

Si a pesar de estas medidas observamos que nuestro perro sigue teniendo algunas reacciones extrañas, deberíamos acudir a un profesional en conducta animal y solicitar su asesoramiento.

Share
Página visitada 2.418 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>