Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

El miércoles pasado Enrique G.O., de nacionalidad española, fue detenido por los Mossos d’Esquadra en Lleida acusado de organizar peleas de perros de las consideradas peligrosas, según informa la policía catalana.

Las investigaciones comenzaron cuando a principios de año, se denunciaron numerosos robos de perros en chalets de la comarca del Segrià. Robos a los que siguieron peleas de perros en descampados del barrio de la Mariola.

Durante la investigación los agentes comprobaron que varios de los perros robados habían sido utilizados como “sparrings” para entrenar a los perros que posteriormente iban a participar en las peleas. Quizás por este motivo algunos de los perros robados aparecieron después muertos en esa zona, incluso dos de ellos quemados.

Enrique G.O. ha sido detenido como presunto organizados de dichas peleas, y le imputan un delito de maltrato de animales.

Los Mossos le decomisaron dos perros, uno de la raza Rottweiler y otro de la raza Pit Bull. Éste último es propiedad del detenido que lo utilizaba en todas las peleas.

pitbull_lleida

El pit bull del detenido

La investigación continúa abierta para intentar localizar y detener a los autores de los robos de animales. Los Mossos hasta el momento no han podido determinar la existencia de apuestas en las peleas, por lo que se cree que los combates a muerte se organizaban por simple diversión de un grupo muy reducido de personas.

El detenido ha quedado en libertad tras declarar ante la policía con la obligación de presentarse en los juzgados de Lleida siempre que sea requerido.

La investigación ha contado con la participación de la Policía Local de Lleida, agentes cívicos del Ayuntamiento y la Asociación Cultural Gitana de Lleida, y a raíz de la misma, desde hace un mes no se han producido robos de perros ni más peleas.

En España, las peleas de perros no están consideradas como delito, son simplemente una falta, y sus organizadores, en caso de ser sorprendidos, únicamente son multados por maltrato de animales.

Como siempre pasa en España, los torturadores de animales quedan impunes y a pesar de ser responsables de la muerte de animales inocentes, todo se soluciona con una simple multa. Ojalá en un futuro lo más cercano posible, se endurezcan las penas para este tipo de asesinos.

Share
Página visitada 1.944 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>