Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Todos los que tenemos perro hemos visto alguna pelea entre perros, bien haya participado alguno de los nuestros, bien el de algún amigo. Y sabéis que es un momento de máxima tensión y muy muy desagradable.

pelea-de-perros

Una situación muy desagradable

Lo primero que tenemos que valorar es si en la pelea se pueden producir daños graves, o es simplemente cuestión de un par de revolcones. Si vemos que la pelea no va a mayores, es mejor no hacer nada y que sean los perros los que resuelvan sus problemas. Pero si vemos que la pelea puede desembocar en algo serio, debemos actuar con calma y rapidez.

Los que hemos visto a nuestro perro enfrascado en una pelea, sabemos lo difícil que es mantener la calma, pero es vital, ya que si nosotros añadimos tensión en ese momento, los perros también aumentarán su nerviosismo.

Lo primero que tenemos que saber es lo que nunca debemos hacer:

No debemos gritar, ya que como hemos dicho antes, aumentaría la tensión y alentaría a los perros a seguir peleando.

No debemos pegarles. El perro en esos momentos está muy tenso y concentrado en la pelea, por lo que seguramente no le causaremos daño, y también podemos hacer que ataque con más ferocidad.

Nunca debemos sujetar al perro del collar. La tensión del momento puede hacer que los perros no noten tu presencia y lo más probable es que nos muerdan.

pelea-de-perro-en-las-nieves

Es fundamental que mantengamos la calma.

Lo ideal sería que fuésemos dos personas. En ese caso cada uno agarraría a un perro de las patas traseras y las elevaría. Al cabo de unos pocos segundos, los perros estarán desequilibrados y desorientados, por lo que lo más probable es que dejen de morderse. Esos segundos se nos harán eternos, pero es la mejor manera de separarles, ya que siempre acaban parando. Es importante a la que los levantamos tirar ligeramente hacia atrás, pero nunca de forma brusca, ya que si uno de los perros tiene enganchado al otro, podemos lastimarle más de lo que estaba.

Si estamos solos, lógicamente, la situación es bastante más complicada, pero si vemos que hay un riesgo grave para alguno de los perros tendremos que intervenir. En este caso debemos analizar qué perro es el más fuerte o cuál está “ganando” la pelea y será sobre ese sobre el que actuaremos levantándole las patas y apartándole. Si lo hacemos con el más débil le ponemos en un grave riesgo.

Por supuesto lo ideal sería que nuestros amigos no se pelearan, pero es importante saber qué hacer si se produce esa desagradable situación. Si nuestro perro es propenso a pelarse, deberíamos ponernos en manos de un adiestrador para evitar ese tipo de conductas.

Share
Página visitada 4.388 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>