Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Muchos dirían que nosotros rescatamos a Nacho cuando le adoptamos, pero cualquiera que le conozca sabrá que en realidad él nos salvó a nosotros cuando vino a nuestra familia.

La vida no empezó fácil para él. Creció en una habitación que compartía con otros cincuenta perros, comiendo basura, sin espacio para moverse ni casi hacer ejercicio.

image

Nacho

Fue rescatado por una protectora de Alcalá y pasó a una familia de acogida hasta que nosotros decidimos adoptar un chuchín garrapatero y nos pusimos en contacto con ellos.

Elegimos dos candidatos para ver con cuál conectábamos mejor, pero nosotros lo teníamos claro. Queríamos al otro perro.

Era gracioso, y decían en la web que era muy alegre, bonito, de pelo negro, y con una expresión como si siempre se estuviese riendo.

Pero cuando llegamos, cuando estuvimos en contacto con ellos, algo cambió. Una corazonada, un presentimiento.

la-foto1

Nacho

O tal vez simplemente era que Nacho nos ganó. Era tímido, cogía la comida que le dábamos con sumo respeto y miedo, pero demostraba unas ganas de jugar reprimidas que no podía contener, y que le desbordaban cada vez que veía una pelota o a otro perro.

Le preguntamos a la voluntaria de la asociación y nos lo dijo, nadie iba a adoptar a Nacho porque tenía muchos problemas. Estomacales, timidez, terror a los humanos.

Lo teníamos claro. Nos necesitaba, pensamos. Pero realmente, sin saberlo, éramos nosotros los que lo necesitábamos a él.

La vuelta a casa fue curiosa, con Nacho asustado, lleno de miedos. Los cambios no le gustan, y menos uno tan grande con unos gigantones nuevos desconocidos llevándole a un sitio que no conocía.

Le costó adaptarse, y a nosotros adaptarnos a él, pero nos aceptó. Nos aceptó como su familia, y ahora nos protege, nos cuida y nos da cariño. Trae alegría a casa cuando hemos tenido un mal día, nuestra familia le ha aceptado como a uno más y a ellos también les da cariño y amor.

Nacho ahora es feliz, y nosotros, gracias a él, también. Esperemos que esa alegría dure mucho.

Share
Página visitada 3.066 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>