Translate

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Razas más visitadas

Una raza al azar.

Etiquetas

Categorías

Lo más visto

Síguenos en Facebook

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

Ficha Estándar Fotos
chow_chow_cabeza2
Una de las figuras más importantes dentro de la cría del Chow Chow y que fue el fundador del club americano de la raza, el doctor Samuel Darper, asegura que procede del Círculo Polar Ártico, de donde emigró hasta Mongolia, Siberia oriental y China cuatro mil años antes de nuestra era. Eduard C. Astisen, otro gran conocedor de la raza, asegura que la primera figura de Chow Chow está en la tumba de Kheops, que data de tres mil años antes de Cristo. Dado el poco interés que los historiadores han mostrado por la cultura mongola, la historia del Chow Chow también ha es bastante desconocida.
Se sabe que dos tribus, los jung y los ti, poseían un tipo de perro con la lengua azul que manejaban con arneses y que utilizaban para luchar contra osos y tigres. Otras referencias demuestran que miembros de la clase alta los tenían como animales de compañía o que eran utilizados como alimento humano en China, aunque en este caso solían ser cruces con otras razas y sólo durante un brevísimo período de tiempo y exclusivamente en momentos de auténtica escasez durante el siglo XIX.
Se ha podido comprobar que los primeros pedigrís de la historia fueron de esta raza, documentos fueron encontrados por el doctor Abshagen en un monasterio lama, durante la ocupación japonesa del norte de China en la II Guerra Mundial. En ellos se constataba el arte de criar «Chows azules de Mongolia», durante setecientos años, es decir, desde el siglo XIII. Hay documentos que demuestran la existencia de un ejército de diez mil soldados apoyados por cinco mil perros Chow, en la provincia de Yunan, que datan de ochocientos años antes de nuestra era, cuando recibían el nombre de Perro de los Tártaros.
Estos perros que aparecen representados en distintos documentos y a lo largo de la historia no eran como los actuales, éstos son más chatos, compactos y de osamenta más gruesa. Tal circunstancia se debía al hecho de que en aquella época eran criados como perros de trabajo, para tiro, pastoreo, guarda o caza, lo que producía un tipo de perro más rústico y ágil.
Uno de los primeros perros que llegó a Europa fue exhibido en el zoológico de Londres como animal exótico en el año 1.820, donde lo catalogaron como «perro salvaje de China». En 1.865 fue regalado un ejemplar de esta raza a la reina Victoria de Inglaterra, fue entonces cuando se descubrió que sociabilizándolo desde pequeño este tipo de perro era muy dócil.
Share
Página visitada 1.412 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>